Muere Tom Moore, el veterano que recaudó millones para frenar la pandemia

Agencia AFP

La Republica
Moore recorría los últimos metros de su desafío vestido con una chaqueta cubierta de medallas entre dos filas de militares que le rendían homenaje. Foto: AFP

Conocido como “capitán Tom”, el veterano del ejército británico luchó contra la COVID-19 esta última semana. Su altruismo lo convirtió en inspiración mundial.

Tom Moore, el veterano de guerra que a los 100 años se convirtió en héroe del primer confinamiento en el Reino Unido al recaudar más de 30 millones de libras para el servicio de salud, murió este martes 2 de febrero, víctima del coronavirus.

Una fotografía del anciano con su chaqueta cubierta de medallas, publicada por su familia en su cuenta Twitter junto a la mención “Captain Sir Tom Moore 1920-2021”, sirvió para anunciar el fallecimiento. Hace pocos días se supo que había contraído la enfermedad y había sido hospitalizado.

La bandera británica de Downing Street fue puesta a media asta en su honor. Con casi 107.000 muertos por COVID-19, el Reino Unido es el país más castigado de Europa por la pandemia y se encuentra en su tercer confinamiento.

Durante el primero, en abril, el “capitán Tom”, veterano de la Segunda Guerra Mundial, conmocionó a todo un país cuando se propuso recaudar 1.000 libras para asociaciones vinculadas con el servicio público de salud NHS.

Se propuso, ayudado de su andador, recorrer 100 veces los 25 metros de su jardín antes de cumplir los 100 años. Su reto provocó un enormes interés y la generosidad de la gente superó todas las expectativas.

Dos semanas más tarde, Moore recorría los últimos metros de su desafío vestido con una chaqueta cubierta de medallas entre dos filas de militares que le rendían homenaje. Acabó recaudando 33 millones de libras (42 millones de dólares al cambio de la época), suma reconocida como un récord individual por el Guinness.

Pero el anciano no paró ahí y buscó nuevos medios para recaudar fondos para el personal sanitario. Isabel II envió “un mensaje privado de condolencia” a la familia, anunció el Palacio de Buckingham.

“Los pensamientos de la reina y de la familia real están con la familia del Capitán Sir Tom Moore”, anunció.

El fallecimiento de Moore provocó una ola de homenajes —el mítico estadio de Wembley debía iluminarse el martes por la noche en su honor― como ya había ocurrido en su 100º cumpleaños.

Además recibió más de 140.000 tarjetas de felicitación de todo el mundo. Entre los remitentes figuran el príncipe Guillermo —segundo en la línea de sucesión al trono— y el capitán de la selección inglesa de fútbol Harry Kane, así como miles de niños que le enviaron sus dibujos.