Detectan coronavirus en helados enviados a distintas provincias de China

Mundo LR

larepublica_pe

16 Ene 2021 | 0:11 h
Las autoridades pidió a quienes hayan comprado el helado potencialmente contaminado, que reporten sobre su estado de salud. Foto: AFP
Las autoridades pidió a quienes hayan comprado el helado potencialmente contaminado, que reporten sobre su estado de salud. Foto: AFP

Después del descubrimiento, las autoridades cerraron las cámaras frigoríficas donde se almacenaba el helado y decidieron confiscar todo el producto.

Este jueves 15 de enero, las autoridades de Salud de China detectaron la presencia de COVID-19 en tres muestras de helado producido por una empresa en la provincia china de Tianjin, según reveló el portal China Daily.

Tras el hallazgo, el personal sanitario cerró las cámaras frigoríficas donde se guardaba el helado y decidió incautar todo producto hecho con las mismas materias primas, que son importadas de Nueva Zelanda y Ucrania.

En total fueron 4.836 cajas con seis diferentes productos, cada una de los cuales con un peso de 450 gramos. De ese carga, 2.089 cajas fueron confiscadas en el almacén y el resto había sido enviado a los centros comerciales de diversas provincias del gigante asiático.

Ante la situación, el Gobierno pidió a quienes hayan adquirido el helado potencialmente infectado que reporten sobre su estado de salud y movimientos. Asimismo, buscan seguir la pista de los productos trasladados a los mercados.

Este viernes, China registró 130 nuevos casos del virus SARS-CoV-2 transmitidos localmente. Por su parte, Nueva Zelanda informó sobre 18 pacientes diagnosticados, y Ucrania, acerca de 7.925.

Una delegación de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) llegó el jueves pasado a Wuhan, ciudad china conocida por ser el lugar donde se detectó inicialmente el nuevo coronavirus, para estudiar el origen de la enfermedad.

Según reportan medios internacionales, esta visita es muy sensible para China, nación interesada en descartar cualquier responsabilidad en la crisis sanitaria que ha dejado más de dos millones de muertes en todo el mundo.