Alexei Navalny, opositor de Putin, anuncia su regreso: “Rusia es mi país”

El líder opositor confirmó su regreso a Rusia para el 17 de enero luego de denunciar que fue envenenado con el agente nervioso Novichok por el Gobierno de Vladimir Putin.

El Kremlin niega cualquier vínculo con el envenenamiento y recalca que no hay ninguna investigación en curso. Foto: composición LR-EFE
El Kremlin niega cualquier vínculo con el envenenamiento y recalca que no hay ninguna investigación en curso. Foto: composición LR-EFE
Mundo LR

El líder opositor ruso Alexei Navalny, quien acusó al presidente Vladimir Putin de haber ordenado su envenenamiento con el agente nervioso Novichok en agosto de 2020, anunció este miércoles en sus redes sociales que regresará a Rusia el próximo domingo 17 de enero.

“El domingo volveré a casa en un vuelo de (la aerolínea) Pobeda”, escribió en su cuenta de Twitter e Instagram.

Navalny recordó que el 20 de agosto llegó inconsciente a Alemania tras sentirse mal a bordo de un avión en Siberia. Al principio, fue atendido en un hospital local, pero después fue trasladado en un vuelo medicalizado a Berlín, donde los médicos dijeron que tenía indicios de haber sido envenenado.

“Intentaron matarme”, aseguró el opositor y señaló a Putin como el responsable de haber dado “la orden” de hacerlo. Asimismo, Navalny confirmó su retorno alegando que nunca tuvo duda sobre “regresar o no” a su país “porque en realidad no se fue”.

Asimismo, detalló que las circunstancias provocaron que llegue a otro país debido a una emergencia. “Acabé en Alemania, habiendo llegado allí en una camilla de cuidados intensivos”, señaló.

“Rusia es mi país”, expresó el líder de Putin en su mensaje compartido en las redes sociales y en el que resaltó que al llegar podría enfrentar nuevos cargos penales. El martes 5 de enero denunció que Rusia busca encarcelarlo de nuevo por violar los términos de una condena suspendida de 2014.

El líder opositor ruso, Alexei Navalny, anunció este miércoles en Twitter que regresará a Rusia el próximo domingo 17 de enero. Foto: Twitter

Por su parte, el Kremlin niega cualquier vínculo con el envenenamiento y reitera que no hay ninguna investigación en curso. Además, acusaron a Berlín de no colaborar en las pesquisas de Moscú.

Hace poco, una importante aliada de Navalny, llamada Lyubov Sobol, fue detenida bajo acusación de allanamiento de morada, después de que la suegra de un supuesto espía relacionado con el caso de envenenamiento de Navalny la acusara de empujarla para irrumpir en su departamento.

La identidad del supuesto espía fue recientemente destapada por Navalny en una grabación que el opositor presuntamente consiguió tras hacerse pasar por un funcionario de alto nivel. Se trata de Konstantín Kudriavtsev, un experto químico del FSB.

Con información de EFE, Europa Press y AFP