Colombia vacunará contra la COVID-19 en el mes de febrero de 2021

El presidente Iván Duque dijo que había cerrado un trato con las farmacéuticas Pfizer/BioNTech, Astrazeneca y Covax por la compra de 40 millones de dosis.

Desde el 1 de septiembre, Colombia relajó el confinamiento para apostar por una estrategia basada en el autocuidado. Foto:  EFE
Desde el 1 de septiembre, Colombia relajó el confinamiento para apostar por una estrategia basada en el autocuidado. Foto: EFE
Mundo LR

El presidente de Colombia, Iván Duque, informó que la vacunación contra la COVID-19 con las farmacéuticas Pfizer/BioNTech (estadounidense-alemana), Astrazeneca y Covax comenzarán el próximo mes de febrero de 2021.

“Me complace decirles hoy a los colombianos que hemos cerrado las negociaciones bilaterales con dos compañías farmacéuticas... Ya estamos viendo luz al final de este túnel”, dijo el mandatario en su programa diario de televisión.

Duque comunicó sobre el cierre de negociaciones confidenciales con las farmacéuticas Pfizer y AstraZeneca, por 10 millones de dosis cada una.

El Gobierno había anunciado la adquisición de 20 millones de dosis por medio de la plataforma Covax, un mecanismo implementado por la Organización Mundial de la Salud para garantizar un acceso equitativo hacia las naciones emergentes.

Los trabajadores de la salud, adultos mayores, personas con morbilidad asociada como obesidad o cáncer y profesores de educación básica harán parte del primer grupo inmunizado, dijo el ministro de Salud Fernando Ruiz.

Colombia anunció el miércoles 16 de diciembre que invertirá al menos 82 millones de dólares en un primer lote de vacunas contra el coronavirus justo cuando el país, después de un mes, volvió a contar 200 muertos diarios por el virus.

Los recursos se destinarán a “la adquisición de la candidata a vacuna contra la COVID-19 de la compañía AstraZeneca”, aseguró el Ministerio de Hacienda en una resolución.

Desde el 1 de setiembre, este país de 50 millones de habitantes relajó el confinamiento para apostar por una estrategia basada en el autocuidado, así como el uso generalizado del tapabocas y la prohibición de eventos masivos.