Boris Johnson, primer ministro británico, se aísla tras contacto con paciente de COVID-19

Agencia AFP

larepublica_pe

15 Nov 2020 | 20:16 h
La Republica
Los servicios de rastreo británicos informaron a Johnson que había estado en contacto con alguien al que diagnosticaron positivo de coronavirus. Foto: AFP

Johnson estuvo gravemente enfermo por el coronavirus en la primavera boreal. Sin embargo, se encuentra “bien” y no tiene “ningún síntoma”.

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, decidió aislarse tras haber estado en contacto con una persona que dio positivo por el nuevo coronavirus, anunció un portavoz del político este domingo 15 de noviembre.

Johnson, que estuvo gravemente enfermo de COVID-19 en la primavera boreal, se encuentra “bien” y no tiene “ningún síntoma” de la enfermedad, precisó la misma fuente, quien indicó que sigue trabajando desde Downing Street, “sobre todo para liderar la respuesta del gobierno ante la pandemia del coronavirus”.

Los servicios de rastreo británicos informaron a Johnson que había estado en contacto con alguien al que diagnosticaron positivo de coronavirus.

“El primer ministro sigue las reglas y decidió aislarse”, declaró en un comunicado el portavoz de Downing Street, que no precisó la duración de la cuarentena de Johnson, aunque según las reglas sanitarias británicas esta debería ser de 14 días.

El dirigente conservador se reunió el jueves por la mañana durante poco más de media hora con un grupo reducido de diputados, entre los que estaba Lee Ashfield, que tuvo síntomas los días siguientes y fue diagnosticado positivo.

Según Downing Street, Johnson ha previsto dirigirse a los británicos durante su cuarentena y también examinará con los servicios del Parlamento cómo podría intervenir a distancia en los debates parlamentarios.

El anuncio del aislamiento se produce al cabo de una semana agitada para el primer ministro, tras la salida de Downing Street de dos de sus consejeros, entre ellos, Dominic Cummings, considerado el cerebro del Brexit.

Esta cuarentena puede trastocar la apretada agenda de Johnson en las próximas semanas. Además de seguir las difíciles negociaciones entre Londres y Bruselas por el Brexit, también está previsto que impulse nuevas medidas para hacer frente a las crisis sanitaria y económica, y un plan para una “revolución industrial verde”.

Tras haber contraído la COVID-19 en abril, Johnson estuvo ingresado durante una semana en un hospital en Londres, y pasó tres días en una unidad de cuidados intensivos.

Con casi 52.000 muertos, Reino Unido es el país europeo con el mayor número de fallecidos por la pandemia y algunas de sus regiones, como Inglaterra o Gales, se encuentran confinadas por segunda vez.