Presidente de Cuba ve posible “relación constructiva” con gobierno de Biden

Mundo LR

larepublica_pe

08 Nov 2020 | 14:38 h
Díaz-Canel habló del resultado de las elecciones, mas no mencionó directamente a Biden. Foto: composición / AFP
Díaz-Canel habló del resultado de las elecciones, mas no mencionó directamente a Biden. Foto: composición / AFP

A través de Twitter, Miguel Díaz-Canel rompió el silencio del gobierno cubano tras casi un día de conocido el resultado de las elecciones en Estados Unidos.

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, se pronunció tras la victoria de Joe Biden en las elecciones presidenciales de Estados Unidos y manifestó su esperanza en una potencial relación bilateral “constructiva” con el país norteamericano en esta nueva etapa.

“Reconocemos que, en sus elecciones presidenciales, el pueblo de EE. UU. ha optado por un nuevo rumbo. Creemos en la posibilidad de una relación bilateral constructiva y respetuosa de las diferencias”, escribió el mandatario en su cuenta de Twitter, aunque sin referirse a Biden por su nombre ni felicitarlo expresamente.

De esta manera, el gobierno cubano emite su primer pronunciamiento sobre el resultado electoral en Estados Unidos, a casi un día de que los medios proclamasen a Biden como presidente electo.

El proceso electoral en Estados Unidos fue muy seguido por la población cubana, que lo debatió intensamente en las redes sociales, según reporta la agencia EFE. No obstante, la administración de la isla guardó silencio.

En los últimos 4 años, el gobierno estadounidense de Donald Trump retrocedió en el “deshielo” de las relaciones entre ambas naciones impulsado por su predecesor, Barack Obama, y aumentó las sanciones sobre Cuba para afectar su economía, amparado en las denuncias de violaciones a los derechos humanos y apoyo al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

Biden, quien es parte del Partido Demócrata, prometió en campaña deshacer estas nuevas sanciones y volver al acercamiento planteado por Obama, de quien fue vicepresidente. No obstante, aún no ha ofrecido el final del embargo sobre la isla, medida de casi seis décadas de antigüedad cuya anulación requiere el respaldo del Congreso estadounidense.

Con información de EFE