El lamento del ministro de Salud de Francia al sumar 58.046 casos de COVID-19 en un día

“Si el virus continúa circulando a este ritmo, hay un riesgo grande de saturación. La segunda ola sería más dura y larga que la primera, con una estabilización hasta mediados de diciembre”, dijo Olivier Véran.

La Republica
Las últimas cifras de decesos de la última jornada se situaban en 38.674 muertes desde el inicio de la pandemia. Foto: AFP
Mundo LR

En las últimas 24 horas, Francia ha registrado 58.046 nuevos casos confirmados de coronavirus, la cifra más alta desde que se realizan pruebas de diagnóstico a gran escala, según anunció este jueves 5 de noviembre el director general de Sanidad, Jérôme Salomon.

“Francia es el país de Europa que presenta el mayor número de casos”, lamentó el alto funcionario en rueda de prensa, que explicó que el total de contagiados desde el inicio de la epidemia ha superado ya los 1,6 millones.

El director general de Sanidad explicó que la tasa de reproducción del virus se sitúa en 1,14, cuando debería estar por debajo de 1, y que en las últimas 24 horas se han registrado 3.000 hospitalizaciones, 447 de ellas en unidades de cuidados intensivos. La tasa de positivos en las pruebas de diagnóstico se sitúa ya en el 20,76%.

En la misma rueda, el ministro de Sanidad, Olivier Véran, defendió las medidas impuestas la semana pasada en el país, el segundo de Europa después de Irlanda en imponer un confinamiento nacional a domicilio, por una duración de un mes, y aseguró que, pese al dispositivo y las restricciones, la presión en los hospitales será fuerte al menos hasta mediados de diciembre.

“Si el virus continúa circulando a este ritmo, hay un riesgo grande de saturación. La segunda ola sería más dura y larga que la primera, con una estabilización hasta mediados de diciembre”, explicó Véran, que insistió en la necesidad de respetar el aislamiento obligatorio.

El Gobierno no anunció restricciones suplementarias como se rumoreaba, y Véran asumió que hay más movimiento que en el primero porque la gente va a trabajar y lleva a los niños al colegio, pero constató que el tráfico de transporte público, y el de carreteras, ha caído un 50%.

Defendió además la necesidad de que los menores continúen escolarizados durante este tiempo y asistan a clase de manera presencial.

El ministro explicó que hay 12.000 sanitarios —entre ellos estudiantes de medicina— voluntarios para ayudar en residencias de ancianos y hospitales, y que 7.000 se han formado desde la primavera y otros 8.000 lo harán de aquí a finales de año.

Para hacer frente a una pandemia cuya presencia se expande por todo el territorio, Francia organiza además traslados de pacientes a las regiones menos afectadas, como ha sido el caso de 61 enfermos evacuados desde Auvernia Ródano Alpes, la más afectada, a Bretaña y Loira.

Véran explicó que los geriátricos también se han visto más afectados que en la primera ola pero que se están tomando medidas más estrictas, como una amplia campaña de diagnóstico con 650.000 análisis rápidos de antígenos distribuidos en todos el país.

Las últimas cifras de decesos de la última jornada se situaban en 38.674 muertes desde el inicio de la pandemia, tras haber registrado 394 muertes suplementarias en un día.