Presidente de Chile asegura que en el país “no hay presos políticos”

Mundo LR

larepublica_pe

01 Nov 2020 | 14:51 h
Sebastián Piñera, presidente de Chile, a la salida de su local de votación por el plebiscito del domingo 25 de octubre. Foto: EFE
Sebastián Piñera, presidente de Chile, a la salida de su local de votación por el plebiscito del domingo 25 de octubre. Foto: EFE

Sebastián Piñera, presidente de Chile, rechazó la propuesta de indulto para las personas detenidas por el estallido social del 18 de octubre de 2019.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, negó este domingo 1 de noviembre que en el país haya “presos políticos”. Esto, luego de referirse a las propuestas de indulto para las personas detenidas por acciones violentas durante el estallido social del 18 de octubre de 2019.

En declaraciones para el diario El Mercurio, el mandatario sudamericano sostuvo que aceptar la propuesta conllevaría a transgredir las decisiones tomadas por las autoridades judiciales.

“En Chile no hay presos políticos. El Gobierno protege a la gente a través de su fuerza de orden y seguridad, detiene a los que están cometiendo actos que pueden ser delictuales, los pone a disposición de la Fiscalía y los tribunales condenan. Ha sido muy mala la idea de indultar, eso sería pasar por encima de los tribunales de justicia”, sostuvo Piñera.

Desde octubre del año 2019, la Fiscalía ha formalizado a un total de 5.084 personas por diversos delitos cometidos en las marchas, de los cuales 648 se encuentran en prisión preventiva y 725 casos ya tienen sentencia.

En esa misma línea, el líder del Ejecutivo chileno señaló que, en lo personal, ha sido “extremadamente duro y difícil” no solo en lo político, sino también en lo personal y familiar.

Derechos no son partidarios

El último 25 de octubre, un 78% de la ciudadanía aprobó el proceso de cambiar la Constitución heredada durante la gestión de Augusto Pinochet (1973-1990). Frente a ello, el mandatario recalcó la necesidad de “reducir la incertidumbre”.

Explicó que a su sector le interesa que la nueva Carta Magna “recoja valores esenciales, como la vida, la dignidad humana”, entre otros que se ven “amenazados”.

“Somos partidarios de que consagre derechos como la igualdad ante la ley, garantice salud, educación, pensión, vivienda, igualdad entre hombres y mujeres, proteja el derecho a la propiedad y dé garantías en materia de orden público y protección del medio ambiente”, añadió.

Los derechos sociales, a juicio de Piñera, “no son una bandera de la izquierda. Algunos en la oposición quieren que el Estado monopolice lo público y excluya a la sociedad civil”.

Niega golpe de estado

Por otro lado, el mandatario negó la tesis Luis Larraín, presidente del Consejo de Libertad y Desarrollo, quien aseguró que el 18 de octubre del año pasado se perpetró un golpe de Estado y el poder pasó al Congreso.

“Lo he llamado un golpe que tiene un mecanismo de liberación prolongada, como algunos fármacos, y ese mecanismo de liberación prolongada tiene el objetivo de no hacernos sentir tan duramente el golpe”, señaló Larraín en declaraciones al diario El Líbero, al cumplirse un año de los sucesos.

Al ser consultado por estas afirmaciones, el también exsenador expresó su desacuerdo. "No hubo un golpe de Estado. El 18 de octubre hubo una ola de violencia brutal que causó daño al cuerpo y alma del país y que hemos combatido con los instrumentos que nos otorga la ley”, respondió.

En referencia a este último punto, el presidente chileno respaldó el apoyo que su Gobierno ha entregado a Carabineros durante este periodo. “Se trata de una institución absolutamente necesaria para la democracia”.

Hasta la fecha, las fuerzas de seguridad ya cuentan con más de 4.600 causas abiertas por supuestas violaciones a los derechos humanos, pero solo 75 agentes han sido imputados.

Con información de EFE, CNN Chile y 24 horas Cl