Condenan a un asesino a dos cadenas perpetuas más 835 años de cárcel en EE. UU.

Mundo LR

larepublica_pe

10 Set 2020 | 11:51 h
Oliver Johnson, policía de EE. UU. murió a causa de una bala perdida disparado por Demarcus Donnell Parker. Foto: Departamento de Policía de West Memphis.
Oliver Johnson, policía de EE. UU. murió a causa de una bala perdida disparado por Demarcus Donnell Parker. Foto: Departamento de Policía de West Memphis.

El hombre de 27 años fue declarado culpable por matar a un policía durante un tiroteo entre pandillas.

A dos cadenas perpetuas y 835 años de cárcel fue condenado un hombre por el asesinato de un policía en la ciudad de West Memphis (Arkansas, EE. UU.), señalaron los medios estatales.

El 28 de abril del 2018, Demarcus Donnell Parker, de 27 años, mató con un arma de fuego a Oliver Johnson, de 25 años, quien se encontraba fuera de servicio disfrutando de la compañía de su familia en el interior de su hogar.

PUEDES VER: Una amistad con “fuerza mágica”: revelan 25 cartas entre Kim Jong-un y Trump

Según el reporte policial, el delincuente se encontraba en medio de un tiroteo entre pandillas, cuando una bala perdida entró en la casa del agente que vivía cerca y acabó con su vida. Las autoridades consideran que el policía no fue el objetivo del ataque.

Un jurado del condado de Crittenden (Arkansas) declaró que Parker es culpable de asesinato en primer grado, uso ilegal de un arma de fuego desde un vehículo y seis intentos de asesinato.

El caso estuvo representado por los fiscales adjuntos Michael Snell y Thomas Young. Los investigadores del Departamento de Policía de West Memphis, el capitán Troy Galtelli y el detective Matt Jarrett, fueron los investigadores principales. El caso estuvo formado por cinco mujeres y siete hombres, según News Channel 3.

PUEDES VER: Creadores de Sputnik V niegan haber brindado datos falsos sobre potencial vacuna rusa

“Lamentablemente, nada de esto podrá devolver al oficial Johnson a su familia, pero posiblemente su familia encuentra consuelo en que se hizo justicia esta semana”, declaró el fiscal Scott Ellington.