Ciro Maguiña: “Nadie puede decir que tiene la vacuna completamente desarrollada”

12 Ago 2020 | 1:17 h
Ciro Maguiña. Créditos: Jorge Cerdán / La República.
Ciro Maguiña. Créditos: Jorge Cerdán / La República.

Luego del anuncio del mismo presidente de Rusia, Vladímir Putin, sobre el registro de la primera vacuna en el mundo contra el coronavirus, el destacado infectólogo peruano comentó para La República las falencias que este fármaco tiene debido a su apresurada aplicación.

Por Renzo Gonzales y José Alván

El Gobierno de Rusia anunció este martes que es el primer país en aprobar una vacuna contra el nuevo coronavirus, en tanto el presidente Vladimir Putin aseguró que el compuesto es “bastante eficaz” y “proporciona una inmunidad duradera”.

La vacuna ha recibido el nombre “Sputnik V”, en homenaje al satélite soviético —el primero de la humanidad—, con el agregado de la “v” por vacuna. De esa manera, los rusos evocaron aquel triunfo de la carrera espacial durante la Guerra Fría.

PUEDES VER Cómo funciona Sputnik V, la “primera vacuna contra la COVID-19 registrada en el mundo”

Sin embargo, el anunció no ha sido recibido con la misma algarabía por los científicos de otras partes del mundo, quienes han mostrado su preocupación por la velocidad del desarrollo del compuesto, ya que las pruebas en humanos tomaron menos de dos meses.

De acuerdo con la información brindada por el Centro Gamaleya, que desarrolló la vacuna gracias al Fondo de Inversión Directa de Rusia, los ensayos en humanos de fase 1 y 2 finalizaron el 1 de agosto. La fase 3, que requiere probar el compuesto en miles de personas de distintas regiones del mundo, recién comienza el 12 de agosto.

PUEDES VER Vacuna contra la COVID-19 de Rusia se producirá en Brasil

Declaraciones del infectólogo peruano Ciro Maguiña:

La República se contactó con Ciro Maguiña, destacado médico infectólogo de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, para que saber sobre los riesgos que implicaría el registro de este fármaco sin haber pasado la tercera fase de ensayos clínicos.

“La vacuna ya pasó las primeras fases de pruebas en humanos, pero tienen que hacer los grandes ensayos clínicos en todo el mundo, no solamente en Rusia, donde la población tiene una genética específica. La vacuna tiene que ser para todas las razas.

Además, debe otorgar inmunidad por un plazo mínimo de 3 a 6 meses. Eso se llama eficacia. El otro requisito que falta es la seguridad: no sabemos qué efectos adversos puede generar porque recién la han probado en apenas decenas de voluntarios.

Ninguno de los laboratorios que desarrollan los actuales candidatos a vacuna contra el SARS-CoV-2 ha afirmado que cumple con esos requisitos. Por ahora nadie puede decir que tiene la vacuna completamente desarrollada.

No se obtiene una vacuna rápido porque no se sabe cuánto va a mutar. Ese es el gran problema con los coronavirus y los virus de influenza. Se ha elaborado una vacuna para Rusia, pero la cepa del virus en ese país es distinta a la que circula en China o la que está en Perú”.

PUEDES VER Científicos preocupados por la vacuna rusa contra el coronavirus sin terminar fases de prueba

OMS pide cautela

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) tampoco respaldó el anuncio de la administración de Vladimir Putin.

“Estamos en contacto estrecho con los rusos y las discusiones continúan. La precalificación de toda vacuna pasa por procedimientos rigurosos”, informó Tarik Jasarevic, portavoz de la OMS, durante una videoconferencia de prensa.

“La precalificación comprende el examen y la evacuación de todos los elementos de seguridad y de eficacia requeridos recopilados durante los ensayos clínicos”, añadió.

PUEDES VER Filipinas: la situación del país que recibiría un cargamento gratis de la vacuna rusa contra la COVID-19

Alemania y EE. UU. reaccionan

“No existen datos conocidos sobre la calidad, la eficacia y la seguridad” del cuestionado fármaco, dijo una portavoz del Ministerio de Salud alemán a un grupo de prensa. Además, recordó que, en la Unión Europea, la “primera de las prioridades es la seguridad de los pacientes”. Por esa razón la aprobación de la vacuna requiere “conocimientos suficientes de los ensayos clínicos para demostrar su eficacia y seguridad”.

En tanto, el secretario de Salud de EE. UU., Alex Azar, dijo que “el punto no es ser el primero con la vacuna, sino que esta sea segura y efectiva para el pueblo estadounidense y la población mundial”.

El funcionario destacó que dos de las seis vacunas estudiadas en EE. UU. están en la fase 3, etapa que Rusia recién iniciará este miércoles, por lo que se mostró optimista en que ambas sean aprobadas en diciembre por las autoridades regulatorias.

Infografía sobre la fórmula de la vacuna rusa

COVID-19

Video Recomendado

Lazy loaded component