EN VIVO - Real Madrid vs. Sevilla: sigue el minuto a minuto del partido por LaLiga

El papa se quiebra: “Jóvenes, den un gesto de ternura a los ancianos, los más desolados”

Mundo LR

La Republica
El papa Francisco fotografiado en un evento de la Santa Sede. Foto: AFP.

Al presidir el Ángelus, el pontífice animó a los jóvenes a prestar atención a la población más vulnerable de la pandemia del coronavirus.

Visiblemente conmovido, el papa Francisco animó a los jóvenes a prestar atención a los adultos mayores en la pandemia del coronavirus, con llamadas o visitarlos cuando sea posible. El hecho se dio luego de que el papa presidiera el Ángelus de San Joaquín y Santa Ana, abuelos de Jesús.

Este domingo 26 de julio, el pontífice pidió “un gesto de ternura” para aquellos ancianos, “sobre todo los más desolados”, que permanecen en sus casas y en las residencias sin poder ver a sus seres queridos desde hace meses a causa del confinamiento.

PUEDES VER EE. UU.: sacerdote asegura que Cristo es “lesbiana, homosexual, bisexual, transgénero”

“Queridos jóvenes, si alguno de estos ancianos es vuestro abuelo, no les dejen solos, usen la fantasía del amor, hagan llamadas, videollamadas, manden un mensaje, escúchelos y cuando sea posible, en respeto de las medidas sanitarias, visítenlos”, animó. En su cuenta de Twitter agregó:

El papa Francisco subrayó que los ancianos son “las raíces” de los jóvenes y afirmó que “un árbol arrancado de sus raíces no crece, no da fruto ni flores”.

Además, rememoró un verso del poeta de su país natal, el argentino Francisco Luis Bernárdez: “Lo que el árbol tiene de florido, vive de lo que tiene sepultado”.

Los datos publicados desde la aparición del coronavirus muestran un “sobrerriesgo” significativo a partir de los 60 años. El aislamiento, impuesto para minimizar el peligro vinculado al coronavirus, también entraña una serie de riesgos para los ancianos.

PUEDES VER Martín Vizcarra dialogó con el papa Francisco sobre la lucha contra el coronavirus

Varios médicos han alertado de que el confinamiento puede generar, en las personas muy vulnerables, un elevado grado de angustia psicológica que puede ser muy perjudicial.

En otros casos, el desafío radica en preservar su autonomía, pues el deterioro muscular causado por la falta de actividad física o por una mala alimentación puede aumentar la vulnerabilidad de los ancianos.

Con información de EFE y AFP.