Argentina: niño de 5 años defiende a su madre de un ladrón que intentó robarle [VIDEO]

Al ver que su progenitora estaba siendo interceptada, el menor corrió a golpear al delincuente que trataba de sustraerle el celular.

El esposo de la víctima trató de perseguirlo, pero el delincuente logró escapar. Foto: Captura / Telefé
El esposo de la víctima trató de perseguirlo, pero el delincuente logró escapar. Foto: Captura / Telefé
Mundo LR

Un niño de apenas cinco años defendió a golpe limpio a su madre de un delincuente que la atacó para robarle el equipo móvil, cuando salía de su vivienda, ubicada en la ciudad de Córdoba (Argentina), para visitar a una vecina del barrio.

En diálogo con Telefé, la víctima, identificada como Analía Lazarec, contó que su pequeño reaccionó de esa manera porque es el tercer robo que presencia y afirmó: “Mi hijo entiende lo que hizo”. De acuerdo al relato de la mujer, el hecho se registró cerca del mediodía en la vereda de su inmueble.

PUEDES VER Bomberos rescatan a siete cachorros que quedaron atrapados en un incendio en Argentina

Durante el asalto, mientras ella gritaba desesperadamente pidiendo ayuda, su hijo apareció en escena y comenzó a propinarle puñetazos en la espalda al ladrón con todas sus fuerzas con el fin de evitar que concrete el hurto.

Lazarec dijo que no se percató que su hijo de 5 años la había auxiliado y que recién logró observar la situación al revisar la cámara de seguridad.

“Salía con mi hijo a la casa de una vecina. Se acercó el hombre y me dijo ‘dame el celular’. Me agarra y me mete la mano en el bolsillo. Me dijo que me iba a pegar un tiro y vi que no tenía arma y empecé a gritar”, narró al medio argentino.

Lazy loaded component

Ante el valiente proceder del menor de edad, la mujer señaló: “Él quiso defenderse y defenderme. Después se abrió la reja y mi marido salió a correrlo, pero no lo pudo alcanzar”.

Finalmente, Analía aseguró que no es la primera vez que el menor es testigo de un episodio de inseguridad ciudadana en el barrio y pidió más resguardo policial en la zona por los constantes robos: “Me siento en tierra de nadie”.