“Perdí la cuenta de las veces que me violaron”: habla una exsurfista torturada en la India

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

12 Jul 2020 | 12:26 h
Foto: Instagram.

Carmen Greentree, quien se preparaba para ser campeona de surf, contó el calvario que vivió durante los dos meses que fue secuestrada, golpeada y abusada sexualmente.

Carmen Greentree soñaba con convertirse en una surfista de renombre y mostrar su destreza en certámenes internacionales. Nacida en la costa de Nueva Gales del Sur (Australia), ni bien acabó su etapa escolar se mudó a Gold Coast, famosa por sus largas playas de arena.

Allí compartió olas con surfistas famosos como Steph Gilmore, Mick Fanning y Joel Parkinson. El deporte, sin embargo, no pudo salvarla de una profunda depresión que la aquejó por entonces.

“Estaba realmente devastada. Durante siete años de mi vida estuve al 100%, de mañana a noche, centrada en ser campeona mundial. Nada importaba más que eso. Fue un escape”, ha contado Carmen Greentree a la cadena Nine News.

PUEDES VER Vikas Dubey: rebaño vuelca auto policial donde iba gánster indio, intenta huir y es tiroteado

De modo que hizo maletas otra vez y apuntó hacia la ciudad de Dharamshala, en India, donde había planeado visitar el mayor templo de budismo tibetano y entregarse a la meditación.

“La gente se preocupó cuando le dije que me iría. Lo único que me dijeron fue que siempre pasara por una agencia de turismo del gobierno al reservar mis boletos”, recordó.

Al llegar a Delhi en 2004, con solo 22 años, Carmen Greentree fue abordada por un hombre que prometió llevarla al lugar donde comenzaría su despertar espiritual. Aceptó después de pensarlo unas horas.

Y a la mañana siguiente, aún soñolienta, se halló en una casa flotante en el lago Dal, cerca de la capital de Srinagar, donde vivía la familia de su supuesto guía.

Allí le quitaron sus boletos aéreos, su pasaporte, sus pertenencias. “Me retuvieron contra mi voluntad y me dijeron que harían lo que quisieran”. Durante los siguientes dos meses, Carmen fue abusada física y sexualmente a manos de ese sujeto, identificado como Rafig.

“Pedí irme en varias ocasiones. Empecé a recibir una bofetada en la cara. No sé cuántas veces me violaron, perdí la cuenta. Lo he bloqueado tanto que ya no recuerdo la mayoría de los ataques”, dijo.

PUEDES VER Foto de un niño de tres años sobre el cadáver de su abuelo causa conmoción en la India

Tal fue el control de su torturador que una noche, flotando en el lago Dal, le dieron un teléfono móvil y la obligaron a llamar a su padre hasta Australia, pidiéndole que enviara sus posesiones hasta la India.

Fue solo más tarde cuando ella también descubrió que su abusador le había robado $7.000 de su cuenta bancaria. Después de permanecer secuestrada durante dos meses, la suerte de Carmen Greentree cambió de la manera más improbable.

Su amiga Katherine soñó que estaba en problemas. Fue una señal casi divina. Usando el mismo número de teléfono con el que Carmen contactó a su padre, pudo comunicarse con ella y averiguar su ubicación. También llamó a la Policía india y a la embajada de Australia.

Ahora, con 37 años y una familia consolidada, Carmen Greentree quiere que su pesadilla en la India sirva de advertencia para otras jóvenes que viajan al extranjero. De todos modos, fue afortunada: la rescataron y sus abusadores finalmente fueron arrestados y acusados.

Dieciséis años después, la ahora madre de tres hijos ha decidido contar su historia para inspirar a otras víctimas a “sanar”. Ha escrito un libro.

“Lo hice para mostrar cómo aprendí y cómo me curé. Quiero que la gente lo lea y espero que puedan crear una buena vida específica de lo que haya sucedido”, apuntó.

Video Recomendado