Nueva Zelanda: encarcelan de por vida a un joven que acuchilló hasta la muerte a un niño

Mundo LR

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

29 Jun 2020 | 18:40 h
Cuando cometió el crimen, el joven tenía 15 años. (Foto: The Sun)
Cuando cometió el crimen, el joven tenía 15 años. (Foto: The Sun)

El muchacho estuvo a cargo del menor debido a que las madres de ambos habían salido la noche del delito.

Un joven de 16 años, identificado como Daniel Cameron, fue encarcelado por asesinar a un niño cuando lo estuvo cuidando en octubre del año pasado en la región de Southland, Nueva Zelanda.

Según informó New Zealand Herald, la madre de la víctima de nueve años, Amy King, estuvo jugando billar con la mamá del muchacho asesino en la noche en que sucedió el homicidio.

PUEDES VER: Argentina: asesinó a golpes a un hombre, fue encarcelado y quedó libre cinco días después

El citado medio indicó que Daniel Cameron, que tenía 15 años cuando sucedió el delito, estuvo cuidando al menor ese día y lo había hecho reiteradas veces. Antes de cometer el crimen, el adolescente de 16 años les preguntó a varios de sus amigos a través de sus redes sociales: “¿Qué harías si mato a alguien?”

Horas después, Amy King regresó a la vivienda para ver a su hijo, pero lo encontró recostado con un cuchillo incrustado en el estómago y ensangrentado.

Una autopsia realizada al cuerpo del agraviado determinó que tenía tres grandes heridas de arma blanca en el pecho y torso.

PUEDES VER: Costa Rica: pastor realiza ceremonia con 44 personas que no tenían mascarilla

“Él es un asesino brutal, su edad no debería influir en su sentencia, y ninguna oración se comparará con la sentencia que nos ha dado a nuestra familia. Me arrepiento de dejarlo con Daniel esa noche. Nunca me lo perdonaré y tendré que vivir con esto para siempre”, expresó la madre del agraviado.

Durante el juicio, el abogado del asesino, Bill Dawkins, indicó que “no tenía respuesta” del por qué su cliente mató al niño de nueve años. Cabe señalar que Amy King se encontraba embarazada cuando ocurrió la muerte de su hijo