LO ÚLTIMO - Encuesta IEP: Castillo alcanza un 36.5% de intención de voto y Fujimori se queda con un 29.6%

Gato ‘Lee’ que se salvó de la eutanasia en Bélgica fue repatriado al Perú

Mundo LR

Selena Alí inició una campaña en las redes sociales para salvar a su gato. Foto: Facebook/Catfetín Cat Café
Selena Alí inició una campaña en las redes sociales para salvar a su gato. Foto: Facebook/Catfetín Cat Café

Las autoridades temían que el felino desarrollara rabia, por lo que exigieron su sacrificio. Sin embargo, tras una intensa lucha, le dieron la razón a Selena Ali, su dueña.

Desde que la joven Selena Ali regresó a Bélgica junto a ‘Lee’, gato que adoptó en el Perú, vivió una pesadilla. Las autoridades belgas exigían el sacrificio del felino debido al temor de que fuera portador de la rabia. Tras varias idas y vueltas, la justicia le dio la razón a Ali y no procedieron con la eutanasia.

Así, la Agencia federal belga ha anunciado este lunes que ‘Lee’ regresó a nuestro país para la seguridad de la cadena alimentaria (Afsca). La repatriación se produjo tras una reunión entre la Afsca y el embajador del Perú en Bélgica.

PUEDES VER Rescatan a Simba, cachorro de león al que le habían fracturado las patas y era torturado

A través de su cuenta de Facebook, la estudiante Selena Ali explicó que si bien no pudo regresar al Perú con su mascota, estará a la espera de ‘Lee’, pues detalló que en agosto del presente año el animal regresará a Bélgica.

“Lee se fue a Perú esta mañana. Por desgracia no se me ha permitido ir al Perú por el confinamiento, pero Lee va a ser bien recibido allí y volverá a Bélgica el 1 de agosto para finalmente formar parte de nuestra familia”, publicó la estudiante de Amberes.

PUEDES VER Coronavirus en EE. UU. EN VIVO hoy 15 de junio: cifras de contagios se disparan en Texas, Florida, California y Arizona

Así fue la batalla de Lee

La joven belga se encontraba realizando sus prácticas en Cusco a principios de este año cuando tuvo que regresar a su país debido a la pandemia del coronavirus. En su estadía por la ciudad imperial, adoptó al pequeño ‘Lee’, el cual había sido vacunado contra la rabia pero todavía no había terminado la cuarentena.

Debido a esto, la Afsca consideró que había un alto riesgo que el animal desarrollara esta enfermedad, por lo que pidieron la eutanasia. La historia se hizo conocida en las redes sociales y dividió a las autoridades belgas sobre el futuro del felino.

Ante la negativa de la joven de sacrificar a ‘Lee’, la Afsca decidió trasladar el asunto a los tribunales donde el pasado 5, el tribunal competente del caso se pronunció en contra de la eutanasia.