Nicolás Maduro limita el retorno de migrantes por la frontera con Colombia

La decisión de Nicolás Maduro provocará que hasta un 80 % de ciudadanos venezolanos tengan el acceso restringido. Tres meses antes, Colombia había adoptado una medida similar para frenar contagios por la COVID-19.

La Republica
Nicolás Maduro pone restricciones al retorno de migrantes venezolanos por la frontera con Colombia.
Mundo LR

Acceso restringido. Nicolás Maduro autorizó que la policía fronteriza limite el ingreso de los migrantes que quieran volver a Venezuela por el margen geográfico que los divide con Colombia. Esta decisión se toma en plena crisis sanitaria global por la COVID-19.

La medida se adopta casi tres meses después de que en Colombia se cerrara la frontera con Venezuela. El gobierno de Iván Duque aprobó esta alternativa el pasado 14 de marzo como una medida para contrarrestar el número de contagios por el coronavirus. Ello provocó que más de 71.000 migrantes venezolanos vuelvan a su país a través de viajes humanitarios. Los que no pudieron retornar tuvieron que instalar campamentos a la espera de un auxilio.

PUEDES VER: Venezuela hoy: últimas noticias de la crisis venezolana EN VIVO

El nuevo plan de restricción ejecutado por el gobierno bolivariano se puso una agenda para conservar el orden durante la migración. “Los días lunes, miércoles y viernes, en grupos que no superen las 300 personas para el puente Simón Bolívar en Norte de Santander y 100 personas para el puente José Antonio Páez en Arauca”, precisa el comunicado sobre el tránsito de los migrantes.

En el mismo boletín se asegura que “en el caso de La Guajira, aún sigue sin que se logre establecer un corredor humanitario formal, lo que hace que el paso de personas sea esporádico”. Además, se confirmó que este recurso se traducirá en “una reducción cercana al 80 % en el retorno de ciudadano venezolanos”.

PUEDES VER: Coronavirus en Colombia EN VIVO hoy 13 de abril: últimas noticias y cifras de contagios de la COVID-19

Colombia y Venezuela rompieron su lazo diplomático desde el 2019. Ello se debe principalmente al rechazo del gobierno de Iván Duque a la gestión de Nicolás Maduro, a tal punto que lo cataloga como un dictador y apoya, en simultáneo, a Estados Unidos para sacarlo del poder. Reconoce además, junto a otros 50 países, a Juan Guaidó como presidente interino.