ONPE - Cómo elegir tu local de votación para las elecciones municipales y regionales

EE. UU.: aumenta número de intoxicados por consumir desinfectantes para “tratar el coronavirus”

Los casos se registraron luego que el presidente Donald Trump aconsejara una inyección con los productos de aseo para tratar la COVID-19.

Los fabricantes del desinfectante Lysol negaron que sus productos se puedan ingerir o inyectar. (Captura: referencial)
Los fabricantes del desinfectante Lysol negaron que sus productos se puedan ingerir o inyectar. (Captura: referencial)
Mundo LR

El Centro de Control de Envenenamientos de Nueva York, Estados Unidos, recibió una serie de llamadas telefónicas para pedir auxilio ante casos de intoxicaciones causados por productos desinfectantes como la lejía.

Esto se dio luego de las polémicas declaraciones del presidente Donald Trump, quien aconsejó una inyección con los productos de aseo para tratar el coronavirus. El primer mandatario salió horas después a decir que esto lo había dicho en tono sarcástico.

PUEDES VER: Argentina: anciano de 92 años intentó escapar por el techo de su casa para “recibir otros aires”

De acuerdo con Efe, el departamento manejó por teléfono nueve casos por exposición al Lysol, diez relacionados con la lejía y once con otros productos de limpieza del hogar en un período de 18 horas antes de las tres de la tarde del viernes 24 de abril. Mientras que, el gobernador del estado de Maryland informó que recibió 100 llamadas de emergencia por parte de ciudadanos que consumieron el desinfectante.

El presidente Donald Trump aconsejó una inyección de productos de aseo para tratar el coronavirus. (Captura: Efe)

"Bajo ninguna circunstancia los desinfectantes de limpieza deben ser utilizados para tratar la COVID-19”, publicó en su cuenta de Twitter el Departamento de Salud del estado de Nueva York.

Los fabricantes de productos de aseo para el hogar usados por millones de familias, sobre todo durante el azote de la pandemia, también han emitido comunicados asegurando que sus productos no deben ser consumidos por las personas.

La compañía británica Reckitt Benckiser, fabricante del desinfectante hogareño Lysol, negó tajantemente que sus productos se puedan ingerir o inyectar en seres vivos.

PUEDES VER: India: hombre cortó su lengua en aparente “sacrificio para detener al coronavirus”

“Como líderes globales en productos de higiene y para la salud debemos dejar en claro que, bajo ninguna circunstancia, nuestros productos desinfectantes han de administrarse adentro del cuerpo humano (sea por inyección, ingestión o cualquier otra ruta)”, indicó la empresa.

El comisionado de la gubernamental Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés), y miembro del grupo de trabajo de la Casa Blanca sobre COVID-19, Stephen Hahn, dijo que él “ciertamente no recomendaría la ingestión de un desinfectante en ninguna circunstancia”.