Ming Lin señaló que fue despedido por teléfono. (Fuente: Northwest Grip)
Ming Lin señaló que fue despedido por teléfono. (Fuente: Northwest Grip)

Médico se queja por falta de equipos y es despedido de hospital estadounidense

El doctor fue entrevistado por los medios de comunicación luego que se haya viralizado su denuncia por Facebook.

Mundo LR
31 Mar 2020 | 15:46 h

En Washington, Estados Unidos, un médico de la sala de emergencias del hospital PeaceHelath St. Joseph denunció que fue despedido debido a que reclamó que no tenía medidas de protección para él y sus compañeros para tratar a los pacientes con coronavirus.

El agraviado, identificado, como Ming Lin, llegó a trabajar en el mencionado centro de salud por 17 años, según informó Seattle Times. El hombre aseguró que mientras se preparaba para su turno del pasado viernes 27 de marzo por la tarde, le comunicaron que había sido despedido tras haber pedido más equipos de seguridad.

PUEDES VER: Estados Unidos: “Si me pierden, mami intentó hacer su trabajo”, la trágica frase de una médica a sus hijos

El médico señaló que recibió un mensaje donde le indicaron que su turno había sido cubierto, por lo que llamó a su supervisor y él le comunicó que fue cesado. Además, afirmó que le dijeron que se contacte con el área de Recursos Humanos.

El citado medio aseguró que los supervisores del hospital amenazaron con despedirlo una semana antes de aquel hecho. Esto luego que Ming Lin haya sido entrevistado por periodistas tras hacer la denuncia por la falta de equipos en sus redes sociales.

Asimismo, el hombre manifestó que le habían pedido que retire sus publicaciones, pero se negó a hacerlo, por lo que siguió publicando las deficiencias del centro de salud.

PUEDES VER: “Esto realmente duele”: el desgarrador relato de un deportista infectado con coronavirus [VIDEO]

Lin llegó a señalar que PeaceHealth St. Joseph no examinó a los pacientes que estaban afuera del hospital y por la gran cantidad de gente que entró a la sala de emergencias, debido a que había más probabilidad que se propague el COVID-19.

El médico de Estados Unidos agradeció el apoyo de las personas a través de Facebook. “Me conmueve lo que la gente ha estado haciendo en mi nombre. Pero estamos en una emergencia nacional sin precedentes. Por favor, sin peticiones, sin protestas, y por favor, date cuenta que cualquier acción negativa puede perjudicar a los pacientes que necesitan atención”, afirmó.