Supermercado en Alemania decide dejar de vender fuegos artificiales para recibir el 2020

Mundo LR

larepublica_pe

29 Dic 2019 | 11:58 h
La Republica
La decisión podría ser imitada pronto en otros países.

La medida fue tomada por una de las cadenas más importantes del país europeo en la víspera de Año Nuevo, para proteger el medio ambiente, pues en Alemania se liberan aproximadamente 5000 toneladas de partículas finas en el aire cada noche del 31 de diciembre. Otras tiendas seguirán el mismo camino durante el 2020.

En Alemania, como en la mayoría del mundo, las celebraciones de Año Nuevo están llenas de fiesta y color, y por supuesto, de los tradicionales fuegos artificiales, lo cuales son cada vez menos aceptados en la sociedad por ser perjudiciales para el medio ambiente y por tener estruendosos sonidos que incomodan a personas y animales.

Pensando en este problema, en Alemania una cadena de supermercados tomó la decisión de dejar de vender fuegos artificiales y todo tipo de pirotecnia para recibir el 2020. “Los fuegos artificiales duran una hora, pero queremos proteger a los animales y tener aire puro 365 días al año”, declaró Uli Budnik, gerente de varias tiendas Rewe, a la agencia DPA.

PUEDES VER “La homosexualidad no es una enfermedad”: Alemania prohíbe las ‘terapias de conversión’

Esta cadena de tiendas en la región de Dortmund dejó de vender fuegos artificiales, acción que fue replicada por su rival Edeka. Mientras tanto, un portavoz de la franquicia Hornbach aseguró que prohibiría la venta de pirotecnia a partir de 2020 y Bauhaus que se replanteará su oferta el año próximo, pensando en el medio ambiente".

Según la agencia federal de medio ambiente UBA, los fuegos artificiales de la noche de año nuevo en Alemania liberan unas 5000 toneladas de partículas finas en el aire en una sola noche, lo cual que equivale a aproximadamente dos meses de tráfico por carretera.

Las partículas de polvo finas liberadas en el aire son nocivas para las personas y animales. Es por ello que muchas de las principales ciudades alemanas han establecido zonas libres de fuegos artificiales para proteger el medio ambiente y la seguridad.