Narcotraficante es condenado a cadena perpetua por dejar morir a burrier

La mujer brasileña perdió la vida al no poder expulsar las 66 cápsulas con éxtasis que había tragado para traficarlas. La ruta que realizó fue desde su país natal hasta Argentina.

Redactor Atom
15 Nov 2019 | 22:05 h

El criminal que proviene de Surinam fue condenado, en Argentina, a la pena de cadena perpetua por ser encontrado culpable de la muerte de una mujer, que falleció de congestión y edema pulmonar por no lograr expulsar las cápsulas que tenía en su cuerpo.

El acusado de la muerte de la mujer, Hendrik Binkienaboys Dasman, fue condenado por el Tribunal Oral en el Penal Económico. Esta pena había sido solicitada por el fiscal del juicio, Marcelo Agüero Vera.

PUEDES VER Encuentran perro pintado de verde que lloraba y buscaba comida entre tachos de basura [FOTOS]

El sujeto no solo fue sentenciado por el asesinato de Miriam Natiele Alencar Da Silva, que tenía 19 años. También recibió las condenas de los jueces Luis Córdova, Claudio Gutiérrez de La Cárcova y César Lemos, que lo encontraron responsable por el delito de comercialización de drogas.

Alencar Da Silva había llegado a Argentina en el mes de junio de 2017 desde Brasil, con su hermana, Miriana. Pero no vino por turismo, tampoco para visitar a sus amigos. Vino como ‘burrier’, actividad ilícita que terminó con su vida.

Antes de pisar suelo argentino, ingirió 99 cápsulas con éxtasis, de las cuales pudo expulsar 28. Las sobrantes se quedaron dentro de su cuerpo, retención que resultó mortal para la mujer brasileña. Falleció el 2 de julio de 2017 y su cadáver fue encontrado en una calle del barrio de Villa Devoto, en Argentina.

Las grabaciones de una cámara de seguridad de una vivienda ubicada a unos metros de donde encontraron el cuerpo de Miriam, fue la pieza vital para reconstruir el momento en que el cadáver de la joven fue abandonado y probar ante el juzgado la culpabilidad de Dasman.

Video Recomendado