“Gypsy”, es el perro que detectó sustancias dañinas en el aliento de Pam Mansfield mientras descansaba y la despertaba antes de caer en un coma mortal.

Perro salva a mujer de un mortal coma diabético tras fuerte olor en su aliento mientras dormía[FOTOS]

“Gypsy”, su perro, fue quien detectó sustancias dañinas en el aliento de Pam Mansfield mientras descansaba. El animal, la despertó antes de caer en un coma que la pudo haber matado.

Mundo LR
14 Nov 2019 | 14:05 h

El hecho ocurrió en Inglaterra, cuando una mujer, de nombre Pam Mansfield, no creyó que estaría al borde de la muerte por la diabetes que padece desde hace 25 años, y menos que la pondría en serios aprietos mientras dormía plácidamente en su dormitorio. Sin embargo, fue su perro “Gypsy” que le salvó la vida y lo hizo mientras olió su aliento.

Luego de un arduo trabajo en el santuario de animales, la supervisora Pam Mansfield decidió recostarse en su cama para tomar una merecida siesta, sin imaginar que minutos después caería en un coma diabético mortal cuando “Gypsy”, su perro, la despertó con sus lloriqueos y mimos.

PUEDES VER: Argentina: Precio del dólar hoy, miércoles 13 de noviembre de 2019

Perro fiel

Con un exhaustivo detenimiento, el perro se quedó a su lado y la examinó hasta que se recuperó por completo, luego de comer una barra de chocolate de emergencia que guarda junto a su cama.

Intrigada por lo que experimentó su perro, Pam Mansfield acudió a un veterinario, donde le explicó que el perro fiel había podido oler las cetonas, una sustancia dañina que se crea cuando el cuerpo no recibe suficiente glucosa.

“Si Gypsy no me hubiera despertado, habría muerto”, comentó Pam, que dirige un Refugio de mascotas exóticas en Deeping St James, Inglaterra. “Cuando desperté, me di cuenta de que estaba teniendo un hipo e hice una prueba de nivel de azúcar y era muy baja”.

PUEDES VER: China y Siria reaccionan tras la renuncia de Evo Morales y la crisis política en Bolivia [VIDEO]

A sus 69 años, Pam Mansfield no sabe lo que estás al borde de la muerte, ya que su perro impidió un fatal desenlace y la despertó a primeras horas de la mañana. “Estaba llorando y empujándome para que me despertara… Gypsy no me dejaría en paz hasta que me despertara.

Después de comer una barra de chocolate, Pam, cree que el repentino ataque fue ocasionado por no comer lo suficiente el día anterior; sin embargo, encontró un ‘amigo fiel’ dispuesto a no conciliar el sueño con tal de sentirla viva. “Mi perro es tan protector, lo adoro”, concluyó.

Video Recomendado