Jlissa Austin y Chassidy Young nacieron con malformaciones que las hicieron sentirse excluidas de la sociedad, hasta que se conocieron y formaron una linda amistad.

Nacieron sin extremidades, creían que estaban solas en el mundo, pero se conocieron y se volvieron mejores amigas [VIDEO]

Jlissa Austin y Chassidy Young nacieron con malformaciones en sus cuerpos que las hicieron sentirse excluidas de la sociedad, hasta que se conocieron y formaron una linda amistad.

Mundo LR
13 Nov 2019 | 9:10 h

Inspirador. Una ‘discapacidad’ no ha sido impedimento para que dos mujeres que les falta extremidades superiores e inferiores se conviertan en mejores amigas a pesar de sus evidentes dificultades. Un hogar en Estados Unidos se convirtió en escenario de una conmovedora historia.

Jlissa Austin, de 31 años, que nació sin brazos, rodillas y con solo siete dedos de los pies, conoció a Chassidy Young, de 32 años, que vive con el síndrome de Tetra-Amelia, después de conocer la historia de la vida del otro a través de un documental.

PUEDES VER: Doblemente afortunada: descubre que ganó un millón de dólares al mismo tiempo de saber que venció al cáncer

Desde entonces, las dos mujeres se convirtieron en las ‘mejores amigas’, ya que comparten sus raras similitudes y sus ganas de salir adelante a pesar de las dificultades que se les presente en el camino.

El síndrome de Tetra-Amelia es un trastorno congénito raro que ha dejado a Chassidy sin manos y piernas muy cortas. “Vi la historia de Jlissa y me emocioné mucho. Pensé, no puedo ser la única persona en toda esta tierra sin armas. ¿Dónde están?”

La pareja decidió reunirse en persona y Chassidy viajó a través de Texas, en los Estados Unidos, desde su casa en Dallas hasta Jlissa, que vive en Houston.

PUEDES VER: Jaime Bayly arremete contra Evo Morales: “Vendía cocaína a Cártel de Sinaloa y era socio del ‘Chapo’ Guzmán [VIDEO]

Hace 30 años, los médicos diagnosticaron que Jlissa nunca podría llevar una vida normal y, hasta el día de hoy, todavía no está segura de qué causó sus anormalidades. Sin embargo, la mujer aprendió a usar los pies cuando realizaba tareas cotidianas como cepillarse los dientes y enviar mensajes de texto en su teléfono.

Jlissa actualmente está planeando su boda con su prometido, Jonathan, un hombre sin ‘discapacidad’ de 56 años, con una fecha fijada para el próximo año. Mientras Chassidy, junto con su ‘mejor amiga’ continúan defendiendo los derechos de las personas con habilidades diferentes y ayudar a otros a que aprendan a amar su cuerpo.

Mujeres nacidas sin extremidades se convierten en ‘mejores amigas’ tras sentirse solas en el mundo [VIDEO]

Video Recomendado