A una semana de la muerte de su líder, el Estado Islámico mata a 49 soldados

Agencia AFP

ediciondigital@glr.pe larepublica_pe

02 Nov 2019 | 17:40 h
El Estado Islámico vuelve a atacar después de la muerte de su líder, Abu Bakr al Baghdadi. Foto: EFE.
El Estado Islámico vuelve a atacar después de la muerte de su líder, Abu Bakr al Baghdadi. Foto: EFE.

El grupo terrorista ya tiene nuevo líder, el cuál no se ha demorado en organizar los atentados.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó este sábado un ataque contra un campamento militar en Malí, en el que murieron 49 soldados, uno de los saldos más elevados desde que los yihadistas irrumpieron en el norte del país en 2012.

"Soldados del califato atacaron una base militar donde están estacionados elementos del ejército apóstata maliense en el pueblo de Indelimane, en la región de Menaka", indica el EI en un comunicado firmado "Provincia África del Oeste", publicado en Telegram. El grupo habla igualmente de "enfrentamientos con diferentes tipos de armas".

PUEDES VER Trump afirma que sabe "exactamente quién es” el nuevo líder del Estado Islámico

Este mensaje llega una semana después de la muerte del líder del EI, Abu Bakr Al Bagdadi, en una operación militar estadounidense en Siria.

El ataque del viernes crea interrogantes sobre la capacidad de acción del ejército maliense en esta región fronteriza con varios países, especialmente Níger y Burkina Faso, blanco igualmente de ataques yihadistas.

El sábado por la mañana, un soldado francés murió también en el noreste de Malí, cerca de la frontera con Níger, después de la explosión de un artefacto a unos 20 km de Indelimane, que fue igualmente reivindicada por el EI.

En cambio, el portavoz del estado mayor francés, el coronel Frederic Barby, dijo poco antes que no tenía "ninguna relación" con el ataque ocurrido el viernes en la misma localidad.

PUEDES VER Presidente de Siria sobre la muerte del líder del ISIS: “Ha sido un truco”

El asalto del viernes de Indelimane, en Ansongo, cerca de Menaka (noreste), fue calificado de "terrorista" por las autoridades malienses antes incluso de que el EI lo reivindicara.

Este se produce un mes después de la muerte de 40 soldados en dos ataques yihadistas el 30 de septiembre y el 1 de octubre en el sur del país, cerca de Burkina Faso, según un balance de un responsable del Ministerio de Defensa. Varias fuentes estiman que este saldo está infravalorado.

Video Recomendado