Estados Unidos: familia muta genéticamente y solo necesita 4 horas para dormir

Investigadores de la Universidad de California, en Estados Unidos, analizaron a 12 personas y concluyeron que anomalía es una evolución aislada del ser humano.

Las mutaciones genéticas que permiten dormir menos han aparecido hace relativamente poco en tiempos evolutivos | Foto: Getty Images
Las mutaciones genéticas que permiten dormir menos han aparecido hace relativamente poco en tiempos evolutivos | Foto: Getty Images
Mundo LR

Impresionante. Ying-Hui Fu, especialista de la Universidad de California en Estados Unidos, y otros coautores presentaron un estudio de una familia de 12 integrantes, cuyos genes les permiten dormir tan solo 4 horas diarias sin sentir agotamiento posterior.

El grupo de expertos en ciencia genética, rama de la biología que se dedica a observar los caracteres hereditarios, determinó que aquellas personas compartían una mutación extraña, llamada ADRB1 (1 de cada 25 000 la posee).

PUEDES VER ¿Se encontró la cura para la diabetes?

De cara a corroborar esta particularidad, los científicos decidieron experimentar con roedores, que contaban con la mutación. ¿Los resultados? Los minúsculos animales dormían, aproximadamente, 55 minutos menos por día y estaban más activos las 24 horas.

Entonces, se demuestra que las neuronas que expresan ADRB1 cambian su actividad durante el sueño-vigilia, ergo, la regulación de los hábitos de descanso varía. Estas células nerviosas actúan de despertador y controlan también el ritmo de vida de la familia en cuestión.

Los científicos dotaron a los ratones de características similares a la familia | Foto: La Voz

PUEDES VER Muere Alexéi Leonov, el primer hombre que caminó en el espacio [VIDEO]

La mutación de la mosca

El sueño humano no es el mismo comparado al de los animales. El régimen común de las personas tiene franjas fijas, tiempos que se adecuan mediante la costumbre cotidiana. En cambio, los roedores, por dar un ejemplo, descansan más en el transcurso del día.

Según BBC Mundo, no sería descabellado que hagamos un paralelo entre nuestra especie y las moscas Drosophila, dípteros que se alimentan de frutas fermentadas, porque usan los mismos mecanismos constantes de sueño: duermen de un porrazo.

PUEDES VER Médicos salvan la vida de un bebé que nació con tres piernas, dos genitales y sin ano [FOTOS]

Los investigadores, además, descubrieron que las mutaciones de otro gen llamado DEC2 hacen que durmamos a la mucho seis horas, pero la anomalía se identifica a cuentagotas.

Por lo general, las personas necesitan dormir entre 7 y 8 horas para sentirse bien | Foto: Getty Images

¿Dormir poco es una enfermedad?

Las mutaciones genéticas no están relacionadas a desórdenes de salud, por el contrario, de acuerdo a BBC Mundo, las personas ‘afectadas’ viven mejor porque el tiempo ganado se asume como una bendición.

¿Por qué esta variante no se extiende? Fu cree que los genes ADRB1 y DEC2 son recientes muestras de evolución, y aún no se expanden a todo el globo terráqueo.

La transformación gradual de las especies es lenta, de ninguna forma se manifiesta de un día para otro, semejante a un acto de magia. Por ahora, dormir ocho horas forma parte de la vida corriente. De acuerdo a Ying-Hui Fu, desde Estados Unidos, más adelante las industrias podrían generar fármacos que imiten a la mutación. ¿Se imaginan ir a un establecimiento a fin de eliminar horas de descanso?