Viajó para visitar a su suegro y este lo mata de un balazo por la sorpresa

05 Oct 2019 | 14:32 h
Christopher Bergan viajó desde Noruega para sorprender a su suegro, sin saber que una confusión acabaría con su vida. Foto: Difusión
Christopher Bergan viajó desde Noruega para sorprender a su suegro, sin saber que una confusión acabaría con su vida. Foto: Difusión

Christopher Bergan voló desde Noruega a Florida con el fin de celebrar el cumpleaños de su familiar, sin saber que su vida acabaría tras un malentendido.

Un hombre viajó desde Noruega a Estados Unidos, con el fin de celebrar el cumpleaños de su suegro, sin saber que este lo mataría accidentalmente tras confundirlo con un bandido que irrumpía su casa.

Christopher Bergan, de 37 años, voló desde el país nórdico hasta la vivienda de Richard Dennis, el padre de su esposa, en Gulf Breeze (Florida).

PUEDES VER Candidato a la presidencia de EE. UU., Bernie Sanders, sufrió ataque al corazón

Según detalla el parte policial, la víctima se dirigió al domicilio de su suegro alrededor de las 11:00 pm, y por querer sorprenderlo al saltar desde unos arbustos, recibió el impacto de un proyectil en el pecho, que acabó al instante con su vida.

Un par de horas atrás, Dennis echó de su propiedad a un familiar que se había colado en ella, y al escuchar un ruido en la parte posterior, decidió tomar medidas de precaución, detalla Infobae.

En conferencia de prensa, el sheriff de Santa Rosa, Bob Johnson, explicó que Dennis jaló el gatillo al oír una especie de gruñido en la penumbra.

Cuando descubrió que la persona que recibió el tiro era el esposo de su hija, Dennis llamó a una ambulancia, sin embargo, ya no había nada que hacer, pues la bala fue directo al corazón.

‘’Nuestra investigación ha revelado que esto fue totalmente accidental. Fue un hecho realmente triste, y que no se justifican cargos en este caso”, cuenta la autoridad.

Bergan estaba casado con la hija de Richard Dennis. Foto: Difusión

PUEDES VER Ejecutarán con inyección letal a hombre que asesinó a su familia

Las cifras indican que, aproximadamente 487 muertes de las 36 mil registradas por armas de fuego en Estados Unidos, son involuntarias.

“Cualquiera que sea religioso, que rece por esta familia. No puedo imaginar lo que están pasando”, sentenció Johnson.

Video Recomendado

Lazy loaded component