Joven de 15 años encarcela a su padre tras filmar brutal ataque contra su madre

La República
13 Aug. 2019 | 19:56h

En el Reino Unido, una niña valiente ayudó a poner a su padre tras las rejas después de que ella lo filmó cuando golpeaba a su madre. Un ataque que dejó a la mujer con siete grapas en la cabeza.

Maysa Rosato-Clifton, de 15 años, de Dunstable, Bedfordshire (Reino Unido) insistió en que el video de la violencia de género “necesitaba ser mostrado”, ya que ella solo estaba pensando en su mamá.

PUEDES VER La golpeó hasta sangrar, la obligaba a tener intimidad y amenazó con violar a su hermanita

Andrew Clifton, de 53 años, actualmente cumple ocho años tras las rejas.

Tania (la víctima) solo lo recuerda golpeando su cabeza varias veces, ya que quedó inconsciente durante la mayor parte del ataque en noviembre pasado.

Pero gracias a su hija, fue el último de varios ataques durante su relación de 34 años.

Tania lo había echado en 2013, pero siguió llevándolo de vuelta.

Esa noche, Clifton dejó a Maysa en casa, pero le dijo que no lo siguiera hasta la puerta.

Sabiendo que algo no estaba bien, salió y vio a su padre golpeando la puerta en un intento por llegar a Tania.

La violencia necesitaba ser mostrada

Maysa le dijo al Sunday Mirror : “Me siento bastante mal porque lo grabé en video y puse a mi padre en esa situación. Él estaba concentrado en pegarle a mi madre”.

“Recuerdo que le pedí a mi papá que se detuviera, pero continuó. Estaba en estado de shock y pensé que podría necesitar pruebas. Todo cambió esa noche”.

Las imágenes desgarradoras comienzan con Tania chillando cuando Clifton patea la puerta, rompiendo sus paneles de vidrio.

Tania necesitaba siete puntos de sutura en la cabeza después del ataque salvaje. Foto: Mirrorpix.

Mientras continúa pateando, Tania grita: "Está pateando la puerta. Oh, Dios mío. ¿Por qué estás haciendo esto?"

A pesar de esto, Maysa todavía lo visita en prisión cada dos semanas.

Tania está endeudada y depende de los bancos de alimentos para tener un sustento para ella y Maysia.

Además de esto, ella teme por la liberación de su esposo, ya que cree que “en el momento en que salga vendrá a por mí y terminará el trabajo”.

Agregó: "Estoy muy orgullosa de ella. Sabía que necesitaría pruebas para obtener una condena".

Clifton recibió una orden de restricción de por vida.

Aparentemente ha “encontrado a Dios”, pero aún insiste en que Tania merecía el ataque.