El drama de una princesa alemana que inspiró el cuento Blancanieves

Origen del cuento de Blancanieves. Foto: Difusión

Un historiador británico encontró similitudes entre la trama de la famosa historia y la vida de la baronesa Maria Sophia von Erthal.

La República
11 Ago 2019 | 17:55 h

Blancanieves es uno de los tantos cuentos infantiles que ha sido relatado de generación en generación. La historia es ya un clásico y es reconocida por millones de personas alrededor del mundo.

Sin embargo, pocas veces se ha hablado sobre su origen. Para un historiador británico, según la BBC, se tomó de inspiración el drama de la vida de dos bellas princesas que vivían en Alemania.

PUEDES VER Reino Unido busca que México sea su socio comercial tras al Brexit

El nombre de una de ellas es Maria Sophia von Erthal, hija del príncipe Felipe Cristóbal von Erthal. Este fue el caso estudiado por el investigador Karlheinz Bartels.

Cabe resaltar que los autores del cuento, los hermanos Grimm, convirtieron en literatura las historias que escucharon de la gente local, según el director del Museo Diocesano de Bamberg, Holger Kempkens.

En el caso del cuento de Blancanieves, la historia cuenta con tres elementos claves: una madrastra malvada, un espejo mágico y siete enanitos.

Según las estudios que realizó Bartels, Sophia von Erthal, nació en un castillo en Lohr am Main y falleció en 1796. Su padre se casó por segunda vez cuando murió su esposa y la nueva madrastra de Sophia resultó ser una mujer dominante, quien siempre actuaba a favor de sus hijos verdaderos.

PUEDES VER Mamá quiere someter a hija de 14 años a cirugía estética porque “las feas no llegan a ninguna parte”

Esa es no es la única similitud: su progenitor, además, era un fabricante de espejos y, si bien en el cuento la protagonista aparece en un bosque aterrador, en la vida de la baronesa su casa estaba ubicada en un lugar en el que era recurrente ver animales salvajes y ladrones.

El detalle de los siete enanitos, según Bartels, se debe a que a las afueras de Lohr existe una mina a la que para llegar se deben de cruzar siete colinas. En el lugar los trabajadores eran niños.

La notoria diferencia con el cuento, es que en la vida real Sophia quedó ciega muy joven y murió soltera a los 71 años.

Video Recomendado

Lazy loaded component