Vuelve míster Brexit

Mirko Lauer
24 Jul. 2019 | 05:36h

Boris Johnson fue uno de los líderes en la campaña por el Brexit en el 2016, tras una trayectoria volátil en su postura respecto de la UE. Ahora como flamante primer ministro ofrece terminar con tres años de forcejeos para lograrlo, con o sin acuerdo con la UE, para octubre. Aunque menor a su leve mayoría en 2016, el interés de dejar la UE se mantiene fuerte.

Pero hoy Johnson tiene un problema más urgente que el Brexit: Irán. Esto incluye la detención en Teherán de Nazanin Zaghari-Ratcliffe, la anglo-iraní acusada de espionaje por los ayatolas, y la captura de un buque-tanque británico en el Golfo Pérsico. Ambos son eficaces instrumentos de chantaje, en un escenario que se calienta cada vez más.

Si la cuestión iraní no amaina, Gran Bretaña no podrá defender sus barcos sola en la ruta del petróleo. El gobierno saliente propuso una flota defensiva europea. La otra opción sería reactivar la alianza militar con los EEUU, con riesgo de asociarse a una nueva guerra en la zona.

Pero Johnson no es Margaret Thatcher, su base política no es muy sólida, y parece difícil que pueda combinar la gestión del Brexit y una confrontación con Irán. En uno de los dos temas tendrá que retroceder, si su amigo Donald Trump se lo permite. Dejar la flota petrolera británica al cuidado de Washington no parece una solución sin riesgo político.

La encuesta Survation de junio da 56% a favor de permanecer en la UE, y 46% a favor de salir. En el parlamento también hay una mayoría anti-Brexit (la misma que tumbó a Theresa May), y hay fuertes llamados a resistir legalmente la propuesta de Johnson de suspender la legislatura en octubre para permitirle el Brexit sin obstáculo, además de llamados a elecciones generales. Así la única opción de Johnson es el caballazo de un Brexit sin acuerdo previo con la UE, garantía de serios problemas económicos.

La libra esterlina esta semana está en su punto más bajo frente al dólar desde 1985. Su debacle a una paridad con el dólar y la compra de euros son temas de discusión constantes en estos días. Johnson no ha presentado una solución para esto. Tiene de aquí a octubre para modificar su posición.