Ejecutan a un hombre por vengar el crimen de su madre [FOTOS]

17 Jul 2019 | 8:50 h
Sujeto vengó la muerte de su madre 22 años después y recibió la condena de pena capital. Foto: Infobae

En China, un sujeto fue condenado a la pena de muerte tras tomar la justicia por su propias manos en 2018.

En China, fue ejecutado un hombre tras recibir una condena por asesinar a tres vecinos en el año 2018, según informó en un comunicado el Tribunal Popular Supremo (TPS).

El hombre de 36 años, llamado Hang Kokou, fue sentenciado a la pena de muerte por el TPS a inicios de este año y fue confirmada por la máxima corte nacional en abril después que el acusado presentara un recurso.

PUEDES VER Condenan a muerte a sujeto que atropelló y mató a seis niños en exteriores de colegio

El 15 de febrero del 2018, coincidiendo con la celebración del Año Nuevo Lunar, Zhang mató a su vecino Wang Zixin, de 70 años, y a dos de sus tres hijos, Wang Xiaojun, de 46 años, y Wang Zhengjun, de 40, y principal responsable de la muerte de su madre. Razón por la cual tomó venganza que lo llevó a ejecutar el crimen.

Un hombre en China fue ejecutado por vengar la muerte de su madre. Foto: Infobae.

De acuerdo a información difundida por el portal Infobae, Zhang siguió a los dos hermanos mientras regresaban a casa y los apuñaleó en reiteradas oportunidades hasta causarles la muerte.

Luego se dirigió a la residencia familiar e hizo lo propio con el padre familia, Wang Zixin. Después de cometer dichos crímenes, quemó el auto de uno de los hermanos con gasolina. El hecho ocurrió en la provincia de nororiental de Shaanxi.

PUEDES VER En China habría nacido el tercer bebé con ADN modificado

Zhang comentió el crimen en 1996 cuando tenía 17 años. La madre del condenado, Wang Xiuping, murió tras una discusión con Wang Zhengjun, el menor de los tres hermanos, quien la golpeó con un trozo de madera en la cabeza.

El autor del homicidio de la madre de Kokou tenía en ese momento 18 año y fue condenado entonces a pasar siete años en la cárcel por “agresión intencionada” y a pagar una indemnización de 9 600 yuanes (equivalente a 1 225 euros), una pena que fue considerada como poca. En su momento se dijo que la sentencia no fue lo esperado porque se tomó “en supuesta consideración” la edad del acusado y las dificultades económicas de su familia.