Impresionante granizada sorprende a Guadalajara en pleno verano

La República
2 Jul. 2019 | 02:21h

Con a penas dos semanas de verano, la ciudad de Guadalajara en México se cubrió de hielo este domingo.

La granizada sorprendió a sus habitantes y causó daños en las casas, negocios, vehículos, y bloqueó las calles más transitadas de Guadalajara.

PUEDES VER Las criaturas marinas que están asesinando a los tiburones blancos

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, estado que pertenece a Guadalajara, dijo que jamás había visto algo así en la ciudad.

“Vean el granizo que parece una nevada, y luego nos preguntamos si en verdad el cambio climático existe. Estos son fenómenos naturales que no habíamos visto (...) Parece como si hubiera nevado. Es increíble", resaltó Alfaro.

En los últimos días, esta ciudad de México ha registrado temperaturas de hasta 31°. Según la agencia AFP, las granizadas son usuales en esta época del año, sin embargo, no tan fuerte como la de este fin de semana.

Al menos seis colonias en el límite de Guadalajara y la vecina Tlaquepaque, amanecieron con capas de hielo de hasta dos metros. En las calles, los niños jugaban con bolas de hielo mientras que miembros de Protección Civil y militares retiraban de las avenidas los enormes bloques con maquinaria pesada.

Protección civil de Jalisco informó que dos presentaron “principios de hipotermia”.

El meteorólgo de la ciudad de Jalisco (Guadalajara), Héctor Magaña, explicó que la granizada ocurrió por la inestabilidad en la atmósfera con una gran cantidad de humedad y se produjo una condensación.

“Para que se forme el granizo tuvo que ser una nube de tormenta muy severa, que tuvo mucha inestabilidad”, comentó.

La meteoróloga del Servicio Meteorológico Nacional Elizabeth Ramos dijo a BBC Mundo una serie de factores que confluyeron para que se produzca esta granizada, entre ellas el cambio climático.

“El granizo a más de un metro de altura y luego nos preguntamos si el cambio climático existe”, escribió.

Sin embargo, de acuerdo con Ramos, aunque los climatólogos deben aún estudiar el fenómeno es muy temprano para considerar lo sucedido como parte del cambio climático.

“En estos momentos asociarlo con eso sería un error. Fue un suceso muy local y hay que revisar las estadísticas para hablar de cambio climático, irse cientos de años atrás, revisar también las estadísticas de otros lugares, de otros sitios”, opinó.