Encélado, el satélite de Saturno donde habría vida bacteriana [VIDEO]

Encelado, el satélite de Saturno que posee géiseres y posible vida bacteriana.

Investigadores de la Universidad de Washington repararon en que el océano subterráneo de Encélado posee similar composición al de la Tierra.

La República
24 Jun 2019 | 14:40 h

Durante la Conferencia de Astrobiología, AbSciCon 2019, celebrada en Estados Unidos, los investigadores Lucas Fifer, David Catling y Jonathan Toner, desde la Universidad de Washington, comprobaron que Encélado, luna de Saturno, tiene más opciones de albergar vida por nuevas observaciones.

La sonda Cassini, proyecto conjunto de la NASA, la ESA y la ASI, ya había avizorado la presencia de géiseres de vapor de agua en el polo sur del satélite en cuestión, signo casi inequívoco de un océano bajo tierra. Ese fue el punto de quiebre para que los científicos se interesen más y se ‘sumerjan’ dentro de esa superficie extraterrestre.

PUEDES VER Robot Curiosity detecta metano en Marte y abre nuevo debate sobre la vida extraterrestre

Una de las condiciones básicas para que un medio no sea hostil a la vida es el balance del ph acuático. En tal sentido, el cuerpo atraído por la gravedad de Saturno apunta a cumplir con esta característica, además de concentrar dióxido de carbono, metano e hidrógeno, por lo que la vida bacteriana no sería vista como utopía.

La web de ABC Ciencia describe que, según los estudios correspondientes, Cassini realizó una simulación informática, a fin de despejar ciertas confusiones, por ejemplo, si verdaderamente el estado del los géiseres estaba relacionado con la composición química del océano. No fue así, pues la sonda detectó a los elementos citados y se abrió un camino distinto.

PUEDES VER Eclipse solar total 2019: cómo y a qué hora ver el fenómeno astronómico desde mi país

“Aunque hay excepciones, la vida en la Tierra funciona mejor viviendo o consumiendo agua con un ph casi neutro, por lo que las condiciones similares en Encélado resultan tentadoras, y facilitan mucho más la comparación de este extraño mundo oceánico con un entorno más familiar”, resaltó Fifer, miembro del equipo de ciencia de la Universidad de Washington.

“Las futuras misiones espaciales tomarán muestras directamente de los géiseres en busca de signos de vida en Encélado, muchos de los cuales se verán afectados por el proceso de erupción. Por lo tanto, entender la diferencia entre el océano y los chorros de agua será de gran ayuda en el futuro”, culminó.

Lazy loaded component

Video Recomendado

Lazy loaded component