Los hombres que se masturban serán restringidos con esta drástica medida

Alejandra Villanueva
17 M05 2019 | 16:48h

La polémica ley que abrió un debate en Estados Unidos. Los hombres que eyaculen en cualquier lugar menos en el acto sexual, hospitales o cínicas serían sancionados.

Jessica Farrar es una demócrata del senado de Texas, Estados Unidos. Ella creó el controversial Man’s right to know Act o en español el Acta del derecho a saber del hombre. Lo que este inusual proyecto dice es que aquellos que no eyaculen durante las relaciones sexuales, en los hospitales o clínicas serán multados.

El proyecto de ley dice que las “emisiones fuera de la vagina de una mujer o creadas fuera de un centro de salud o médico serán multadas con una penalidad de $100 por cada una” y que estas serán consideradas como un “acto en contra del niño no nacido, ya que falla al preservar la santidad de la vida”.

PUEDES VER Alabama aprueba la prohibición del aborto casi en su totalidad, incluso si hubo violación

Además, esta ley impondría una espera de 24 horas si es que el hombre quiere hacerse una colonoscopía o vasectomía. Incluso si es que decide ir a la farmacia y comprar Viagra. “Miren lo que Texas le ha hecho a las mujeres, ¿qué ocurriría si los hombres tuvieran que someterse a los mismos procedimientos intrusivos?, declaró a CNN.

La senadora Farrar sabe que esta ley es exagerada, pero lo propuso en la segunda semana de mayo con tal de establecer su punto en claro y hacer que aquellos hombres que hacen las leyes “prueben un poco de su propia medicina”, según informó CNN, uno de los medios más importantes de Estados Unidos.

Ella ha sido por mucho tiempo una defensora de la salud de las mujeres en un estado que ha hecho que sea extremadamente difícil abortar. Este proyecto de ley, al tener un doble estándar sexista, busca mostrar los obstáculos que las mujeres enfrentan en cuestiones de atención médica.

El nombre de este proyecto de ley es una burla a un panfleto que se le entrega a las mujeres que deciden abortar, llamado en inglés A woman’s right to know. Ha sido criticado por ser inexacto, influenciado ideológicamente por la religión y diseñado para disuadir a las mujeres de hacerse un aborto.

“Tenemos verdaderas vidas que salvar”, dijo Farrar a CNN. Señaló que Texas, Estados Unidos, tiene la tasa de mortalidad materna más alta del mundo desarrollado. De acuerdo a un reciente estudio, el número de mujeres que murió  debido a complicaciones relacionadas con el embarazo se duplicó de 2010 a 2014.

   Man’s Right to Know Act by LaRepública Digital on Scribd

Video recomendado