Julian Assange caminaba en ropa interior por la embajada de Ecuador [VIDEO]

Julian Assange se paseaba en ropa interior y en skate por la embajada de Ecuador. Aquí puedes ver el polémico vídeo del creador de Wikileaks.

Julian Assange se paseaba en ropa interior y en skate por la embajada de Ecuador. Aquí puedes ver el polémico vídeo del creador de Wikileaks.

El líder de Wikileaks, Julian Assange, es el hombre de moda. El retiro de la protección ecuatoriana y la entrega a la Scotland Yard ha generado todo tipo de comentarios sobre la estadía del sujeto en la embajada de Ecuador en Londres, Inglaterra.

Rafael Correa, ex presidente de Ecuador, no confiaba en el gobierno de Reino Unido, por lo que la protección estuvo a cargo de una firma española. UC Global, empresa de seguridad privada, registró toda la estadía de Julian Assange a través de sus cámaras.

El medio El País de España, publicó las incidencias de Assange en la embajada ecuatoriana. El pequeño edificio le sirvió para seguir conduciendo Wikileaks, realizando conferencias de prensa a grupos de personas que se daban lugar a las afueras de su balón, e iba en ropa interior y patineta por los espacios del lugar.

Julian Assange fue anfitrión de personajes como Lady Gaga y Pamela Anderson, con quien se le relacionó. De acuerdo a una carta escrita por Juan Falconi Puig, embajador ecuatoriano en Londres en el 2014, la estadía del líder de Wikileaks fue muy complicada, pues su comportamiento errático incomodaba a los funcionarios.

El problema no fue solo político, el medio New York Times informa que la dedicación de Assange por su patineta y el jugar fútbol con sus invitados causaban "daños en los pisos, paredes y puertas".

Falconi relató que el fútbol que practicaba dañaba los materiales de la embajada. Incluso un guardia de seguridad tuvo que detener el juego para llevarse el balón, entonces Assange "comenzó a temblar, insultar y empujar al agente", mientras reclamaba su pelota, la cual luego "se la lanzó".

El líder de Wikileaks tenía como costumbre abrir la cañería de su baño mientras tenía diálogos personales, para generar ruido y no poder ser registrado. Finalmente cuando se malogró de tanto abrirse, tuvieron que contratar a un plomero de confianza, el cual tuvo que viajar en una misión especial desde España por el precio de cuatro mil euros.

Algunos de los colaboradores españoles señalan que Assange tenía como costumbre dar las entrevistas vestido solo con la parte de arriba de su vestuario, pues solo esa parte salía en cámara. De la cintura para abajo no llevaba pantalones.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO