Gemelos intercambiaron identidades y engañaron a niña, ahora ambos pagarán pensión alimenticia

Marianhe Araque
h

En Brasil. Uno de ellos pasó una prueba de ADN, que resultó positiva. Sin embargo, no quiso reconocer a la niña, alegando que el hermano era el padre.

Un juez en Brasil condenó a pagar una pensión alimenticia a dos gemelos que se hicieron pasar por el padre de un niña y que luego, ninguno de los dos la quiso reconocer como parte de su familia.

La historia de estos dos gemelos en Brasil podría ser mentira, luego de que el 1 de abril se celebrara en ese país “el día de la mentira”. La sentencia emitida el pasado lunes en Goiás es muy real.

PUEDES VER Ministro pone a Pablo Escobar como ejemplo para proteger a jóvenes de las drogas

"El juez Filipe Luiz Peruca determinó que ambos (gemelos) sean incluidos en el certificado de nacimiento y que cada uno pague una pensión alimenticia equivalente al 30% del salario mínimo", según un comunicado en la página web del tribunal de Brasil.

El salario mínimo en Brasil es de 998 reales (unos 262 dólares), por lo cual cada gemelo tendrá que pagar una pensión mensual de 299 reales para la niña, fruto de una breve relación de la madre con uno de los hombres.

La mujer no pudo dilucidar el misterio de la paternidad de su hija, pues los dos hermanos se atribuían mutuamente la responsabilidad.

Uno de ellos pasó una prueba de ADN, que resultó positiva. Sin embargo, no quiso reconocer a la niña, alegando que el hermano era el padre.

Y el ADN del hermano también sería compatible, puesto que se trata de gemelos monocigóticos (de un solo óvulo fecundado) y tienen la misma identidad genética.

"Uno de los dos hermanos, de mala fe, trata de ocultar su paternidad", concluyó el juez en su sentencia.

"La justicia debe reprimir estos comportamientos deshonestos (...), que socavan el derecho de reconocimiento de la paternidad, un derecho constitucional inalienable", agregó.

En su comunicado, el tribunal explica que, desde que eran adolescentes, los gemelos, que ahora tienen 31 años, "se aprovechaban de su apariencia idéntica para ocultar sus infidelidades".