Canarias: Alumnos de primaria reciben clases obligatorias de educación emocional

Parte del tiempo de las clases de Matemática y Lengua ha sido destinado a la asignatura de Emocrea (Educación Emocional y para la Creatividad).

Parte del tiempo de las clases de Matemática y Lengua ha sido destinado a la asignatura de Emocrea (Educación Emocional y para la Creatividad).

Una comunidad ha innovado en la educación al instaurar un curso relacionado a la psicología. Los alumnos de Canarias de primero a cuarto de primaria, de seis a nueve años, tienen 90 minutos semanales para estudiar una asignatura obligatoria que les enseña a identificar sus estados de ánimo.

Para crear el curso de Emocrea (Educación Emocional y para la Creatividad), se tuvo que reducir el tiempo a las asignaturas de Matemática y Lengua.

En el 2014 se impartieron las clases de Emocrea y, desde esa fecha, se han logrado objetivos respecto al control de las emociones de los niños.

La directora del colegio público La Laguna, en la isla de La Palma, se refirió a los beneficios de la asignatura. “Ha cambiado el clima del aula, ahora se lo piensan mucho antes de insultar a un compañero o juzgarle. Han perdido el miedo a decir que se sienten tristes, y buscan soluciones”, indicó.

El colegio tiene como fondo la montaña y las plataneras. En esta locación, todas las aulas están en una sola planta, dentro de pequeños bloques que se comunican con pasillos al aire libre, como un pueblo en miniatura.

Los cánones de la educación plantean que se debe destinar más tiempo a las Matemáticas y Lengua. No obstante, el Gobierno de las islas decidió destinar dos sesiones de 45 minutos a educación emocional y, para ello, restaron una hora de Matemática a los alumnos de 1º y 3º de Primaria, y una hora de Lengua a los de 2º y 4º.

Las autoridades de Canarias no les quitaron horas a materias humanísticas como Música, Plástica o deportes.

Canarias es la sexta autonomía con el mayor índice de abandono escolar. Esta comunidad tuvo en el 2018 el 20,9% de alumnos que ya no retornaron al colegio. Cabe mencionar que solo dos países de la Unión Europea imparten Emocrea como materia obligatoria: Reino Unido y Malta.

La investigadora Verónica Boix de la Escuela de Educación de la Universidad de Harvard recalcó el factor emocional para el proceso de aprendizaje. “Hay una base científica muy fuerte sobre la relación entre la capacidad para aprender y el estado emocional. Lo que más importa es que se haga un cambio de mirada y se tenga en cuenta cómo sienten los chicos. Hemos centrado la educación en los contenidos durante demasiados años”, indicó.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO