Consejo de Seguridad de la ONU discute acuerdo de tregua estancado en Yemen

La República
h

El gobierno de Yemen y sus aliados de Arabia Saudita y Emiratos Árabes acordaron hace un mes comenzar un diálogo con los rebeldes hutíes para iniciar un repliegue de las fuerzas. 

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) se reunió a puerta cerrada, en un intento por salvar un acuerdo de tregua que se considera crucial para los esfuerzos diplomáticos que buscan ponerle fin a la guerra.

El gobierno de Yemen y sus aliados de Arabia Saudita y Emiratos Árabes acordaron hace un mes comenzar un diálogo con los rebeldes hutíes para iniciar un repliegue de las fuerzas desde la ciudad de Hodeida, pero nada ha sucedido en el terreno.

PUEDES VER Yemen: padres obligan a hija de 3 años a casarse para poder alimentarse [VIDEO]

El enviado de la ONU, Martin Griffiths, le dijo al Consejo que "todavía estaba trabajando con las partes para hacer el repliegue en Hodeida una realidad", según detalló el portavoz del organismo, Stephane Dujarric.

El repliegue se acordó en diciembre bajo un acuerdo de alto el fuego alcanzado en Suecia, lo que fue visto como un gran avance hacia la fiscalización de la guerra devastadora que ha llevado a Yemen al borde de la hambruna.

Michael Lollesgaard, quien también informó al Consejo como jefe de una nueva misión de la ONU para monitorear el despliegue de Hodeida, continuará presionando para que se actúe sobre el terreno. 

Antes de la reunión del Consejo, el enviado se reunió con los embajadores de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, China y Rusia, los miembros permanentes del Consejo. 

El Consejo se reunirá nuevamente el martes para hacer un balance y considerar los próximos pasos si no se logran avances.

El pasado 19 de febrero, Griffiths había declarado al Consejo que la etapa inicial de retirada de tropas se llevaría a cabo en los próximos días, marcando el primer paso concreto hacia la reducción de la escalada bélica. 

Diplomáticos de la ONU dijeron que los hutíes se estaban negando a retirarse de los puertos de Saleef y Ras Issa, según lo acordado, debido al temor de que las fuerzas vinculadas a la coalición liderada por los saudíes se apoderen de esas instalaciones.

"Está claro que una de las partes tiene más problemas que la otra en este momento, pero esto tiende a darse vuelta", dijo la embajadora británica Aren Pierre a reporteros después de la reunión del Consejo.

"No diría que hay más problemas de lo que esperábamos. Creo que siempre hemos sabido que esto era frágil", acotó Pierre.

El martes, los embajadores de los miembros permanentes del Consejo emitieron un comunicado conjunto en el que se manifestaron "extremadamente preocupados" porque no se habían implementado los acuerdos alcanzados en Estocolmo y que debería comenzar "sin más demoras".

El conflicto ha generado la mayor emergencia humanitaria a nivel mundial.