Niña violada fue obligada a dar a luz por cesárea a pesar de que solicitó un aborto

Walter Lopez
h

La menor de apenas 11 años de edad fue abusada sexualmente por la pareja de su abuela. Desde que se supo de su embarazo, ella decidió optar por el aborto, pero la justicia argentina hizo caso omiso a su pedido.

El sistema de salud de Argentina tomó una polémica decisión, cuando este miércoles le realizó una cesárea a una niña de 11 años, abusada sexualmente por la pareja de su abuela, en la ciudad de Tucumán, al norte del país, pese a que la menor manifestó su deseo de abortar y la ley contempla tal posibilidad en casos de violación y peligro de salud.

La gestación se detectó en la semana 19 del embarazo, el 31 de enero, y desde entonces fue cuando la niña manifestó su deseo de abortar. “Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo", dijo la niña tal y como figura en la historia clínica y en los partes policiales.

PUEDES VER Niña quedó embarazada tras ser violada por la pareja de su abuela

Luego de ellos fuentes judiciales adelantaron que se llevaría adelante la interrupción del embarazo (ILE). Sin embargo, ayer el gobierno de la provincia de Tucumán comunicó que abogaba por salvar las dos vidas y en la mañana del jueves se le practicó la cesárea a la niña, lo cual generó gran polémica.

"La niña fue obligada a dar a luz. Además de ser víctima de violación e intentar suicidarse dos veces, su salud corría peligro", declaró a EFE la abogada de ‘Católicas por el Derecho a Decidir’ y ‘Mujeres X Mujeres’, Soledad Deza. Además, diversos colectivos han mostrado su repudio por la decisión.

PUEDES VER "Me baja los pantalones y me toca": relata niño de 3 años que denunció a su padre

El aborto está permitido en Argentina desde 1921 en casos de violación y en situaciones donde la salud de la mujer corra peligro. Además, en 2012 se estableció un protocolo para poder practicar estas interrupciones, lo cual no ha sido puesto en la realidad en este caso, según refiere Amnistía Internacional.

Esta institución ha denunciado "la violencia ejercida por el Sistema Provincial de Salud (Siprosa) de la provincia de Tucumán". Afirma que "la demora injustificada de acceso a la interrupción del embarazo vulneró el derecho de la niña a su salud, autonomía, privacidad e intimidad, revictimizándola".