Hallan un nuevo planeta enano en el extremo del Sistema solar

Los astrónomos de la NASA creen que este nuevo hallazgo apoyaría la existencia de un noveno planeta en el sistema solar.

Los astrónomos de la NASA creen que este nuevo hallazgo apoyaría la existencia de un noveno planeta en el sistema solar.

Un grupo de astrónomos estadounidense de la NASA, liderado por Scott Sheppard, descubrieron un planeta enano de apenas 300 kilómetros de diámetro en el extremo del sistema solar. El nuevo hallazgo fue bautiza como Goblin y señalan que podría ser clave para encontrar el noveno planeta.

El objeto llamado 2015 TG387, cercano a Plutón, se hizo público en un boletín de la Unión Astronómica Internacional, y fue apodado como Globin, puesto que fue visto por primera vez en Hallowen del 2015.  

"Creemos que puede haber miles de cuerpos pequeños como 2015 TG387 en los límites del Sistema Solar, pero la distancia hace que encontrarlos sea muy difícil. Actualmente solo pudimos detectar a 2015 TG387 cuando estuvo cerca de su más cercana aproximación al Sol. Para alrededor del 99 por ciento de su órbita de 40,000 años, sería muy débil de ver”, dijo DAvin Tholen de la Universidad de Hawái en colaboración con la NASA.

 El objeto está a unos 12.800 millones de kilómetros al sol, es decir es mucho mayor la distancia entre Plutón y el sol, además tardaría 40.000 años en dar vuelto en todo el sistema solar.

En la Administración Nacional de Aerostática y el Espacio (NASA por sus siglas en inglés) consideran que este nuevo hallazgo reforzaría la posibilidad de la existencia del ‘Planeta X’ o Súper-Tierra, un cuerpo celeste 10 veces más grande que la Tierra, situado a una distancia muy lejana de Plutón.

Sin embargo, expertos consideran que la existencia de este mundo solo es teórica, ya que no se ha realizado ninguna observación directa del objeto. No obstante, no descartan la posibilidad de la presencia de este planeta.

“El Planeta X parece afectar a 2015 TG387 de la misma manera que al resto de objetos del sistema solar extremadamente distantes. Las simulaciones no demuestran que haya otro planeta masivo en nuestro sistema solar, pero son un indicio más de que puede haber algo grande allí”, finalizó Chad Trujillo de la Universidad de del Norte de Arizona.  

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO