Mujer toma antibióticos sin imaginar que padecería el trastorno de la lengua peluda

Más allá del aspecto estético, la lengua peluda es una enfermedad que ocasiona una situación traumática a quien lo padece. 
 

Más allá del aspecto estético, la lengua peluda es una enfermedad que ocasiona una situación traumática a quien lo padece. 
 

Cerca del 13% de la población mundial padece el trastorno de la lengua peluda. Un mal sabor en la boca y una coloración oscura son los detonantes para diagnosticar esta enfermedad que puede resultar bastante traumático y repugnante.

Esta semana, la historia de una mujer estadounidense de 55 años se difundió en The New English Journal of Medicine. Ella fue llevada al hospital luego de sufrir un accidente de tránsito, sin saber que el tratamiento antibiótico que le prescribieron cambiaría repentinamente el aspecto de su lengua.

Según narra la mujer que no ha sido identificada, los médicos le indicaron que tomara minociclina durante una semana. Luego del tratamiento ella notó que las náuseas y un mal sabor en su boca no la abandonaba. Fue entonces que notó que también su lengua se había puesto negra y con una textura desagradable.

Una vez que fue auscultada por el  médico Yasir Hamad, a cargo del caso, él sospechó inmediatamente de la presencia de un trastorno conocido como la "lengua peluda". Además, señaló que dicho trastorno es un efecto secundario poco común de algunos antibióticos, especialmente de la tetraciclina.

¿Qué ocasiona el aspecto de la lengua peluda?

La Academia Estadounidense de Medicina Oral señala que este padecimiento se origina cuando ocurre un desprendimiento defectuoso del tejido que cubre la lengua. Usualmente, la lengua está cubierta por papilas de apenas un milímetro de longitud. En los casos más severos, dicha longitud crece de forma tan exagerada que llegan a tener una apariencia similar a la de un cabello.

Si bien es cierto que el uso de antibióticos es uno de los principales desencadenantes del trastorno, también puede ser provocado por una higiene bucal pobre, el uso de enjuagues irritantes, el tabaquismo, el alcoholismo y ciertas infecciones. Y aunque los médicos describen el mal como "benigno e indoloro" puede resultar traumatizante para quienes lo padecen. 

Y aunque puede ocurrir a cualquier edad, resulta más común entre personas adultas, especialmente entre los varones. 

Un desagradable y reversible mal

Pese a su desagradable apariencia, el lado positivo es el mal es completamente reversible mediante un tratamiento adecuado y no deja secuelas a largo plazo en la salud. Eso sí, siempre y cuando se detenga el uso del agente desencadenante y el paciente practique una buena higiene oral, según señala Hamad.

La muestra más clara es el caso de la mujer estadounidense, ya que luego de la suspensión de los medicamentos que habían estado usando y de comenzar el uso de antibióticos alternativos el aspecto de su lengua volvió a la normalidad.

Acerca de la lengua peluda existe otro estudio de los médicos Andreas Korber y Joachim Dissemond, en él señalan que los síntomas de este trastorno "pueden incluir náuseas, halitosis, disgeusia o trastorno del gusto y, obviamente, una apariencia poco atractiva de la lengua".

Con el fin de prevenir esta enfermedad, los especialistas recomiendan “aumentar la hidratación y la salivación" y "cepillarse la lengua con un cepillo de dientes suaves mejorado mediante la aplicación previa de urea al 40%, así como la aplicación de retinoides tópicos o ácido salicílico".

Trastorno de la lengua peluda
 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO