Inundaciones y derrumbes en Japón han dejado 38 muertos y 48 desaparecidos [FOTOS]

Más de 30 provincias en Japón permanecen en alerta por inundaciones y deslizamientos de tierra que llevaron a las autoridades a ordenar la evacuación de casi 5 millones de personas.

7 Jul 2018 | 10:52 h

En Japón, más de 30 personas han muertos y 48 han desaparecido tras varias derrumbamientos e inundaciones provocadas por las fuertes lluvias al sur de ese país. 

La mayoría de los muertos fueron arrastrados por las crecidas de los ríos en Japón, cayeron accidentalmente en sus caudales o fueron sorprendidos en sus viviendas por aludes de tierra y la subida de las aguas. 

PUEDES VER Japón ejecuta a fundador de secta y cerebro del ataque con gas sarín

En Okayama una ciudad de Japón, la inundación de una residencia de ancianos provocó que cerca de 80 personas quedaran temporalmente aisladas, mientras que más de una decena de ciudadanos se refugió en la parte de arriba de su vivienda para huir de los desbordamientos.

Otras 31 de las 47 provincias de un archipiélago en Japón, permanecen en alerta por inundaciones y deslizamientos de tierra que llevaron a las autoridades a ordenar la evacuación de casi 5 millones de personas.

Los cuerpos de seguridad recibieron más de un centenar de peticiones de rescate, dijo el ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, calificó de "muy seria" la situación y pidió a las autoridades locales que prioricen "el salvamento de vidas" y tomen medidas para evitar más daños.

Unos 650 miembros de las Fuerzas de Autodefensa (ejército nipón) están participando en las labores de rescate, y otros 21.000 están preparados para ser desplegados, dijo por su parte el ministro nipón de Defensa, Itsunori Onodera, en unas declaraciones a los medios.

Unos 48.000 efectivos, entre soldados, policías y bomberos, están inmersos en las labores de rescate de heridos, desaparecidos y fallecidos, detalló Kyodo.

Las lluvias torrenciales también afectaron a la red de transporte, con la suspensión de los servicios de tren bala (Shinkansen) en casi todo el territorio, y llevaron a compañías como Mitsubishi Motors y Daihatsu Motor (unidad de fabricación de minivehículos de Toyota Motor), a suspender la producción en algunas de sus plantas.

Te puede interesar