Alfonso Cuarón, Latinoamérica toma Venecia

Festival. Con Roma, la historia de una familia mexicana, el director ganó el León de Oro con una producción de Netflix. La edición 75 será recordada por incluir en su sección oficial a películas producidas por plataformas de televisión por Internet.

9 Sep 2018 | 6:15 h

Festival. Con Roma, la historia de una familia mexicana, el director ganó el León de Oro con una producción de Netflix. La edición 75 será recordada por incluir en su sección oficial a películas producidas por plataformas de televisión por Internet.

Con un personaje inspirado en la mujer que lo cuidó de niño, su nana, el cineasta mexicano Alfonso Cuarón convenció al jurado de Venecia con Roma, la historia más íntima que ha rodado el director de Gravity y que lo llevó a ganar el León de Oro en Italia, luego de quedar fuera del Festival de Cannes.

“Por las casualidades de la vida, hoy es el cumpleaños de Libo. Este es mi regalo. Te cantaría ‘Las mañanitas’, pero no voy a ofender los oídos de miles de personas. Esta película es el producto de mi inmenso amor a ti, a mi familia y a mi país, México”, sostuvo al recibir el premio.

Roma toma el nombre de una zona de México, está filmada en blanco y negro y ambientada en la década del 70. La protagonista es la actriz amateur Yalitza Aparicio. Cuarón centra la historia en un personaje que suele ser secundario (Cleo), para contar la historia sobre el fin de un matrimonio burgués y las consecuencias de esa separación en sus cuatro hijos.

El cineasta regresó a filmar a México 16 años después de Y tu mamá también, y se dice que el guion fue guardado ‘como secreto de Estado’. Sin embargo, no pudo evitar los problemas en el rodaje, ya que su equipo fue atacado y golpeado en el 2016. La realidad actual de México, las clases sociales y la diferencias entre el país que dejó hace más de dos décadas son parte también de la película, calificada como “obra maestra” por la crítica de Venecia.

“(Roma) Fue un salvavidas que me aventaron a la mitad de una tormenta en medio de un océano inacabable”, declaró a El País, antes de que se conociera la polémica entre Cannes y la productora de la película, Netflix.

El Gran Premio del Jurado fue para The Favourite, de Yorgos Lanthimos, y el Premio Especial del Jurado para The Nightingale, de Jennifer Kent, la única mujer en la sección oficial. “La fuerza femenina es una de las más poderosas y curadoras del planeta. Espero que haya más mujeres que vengan a ocupar este espacio”, dijo. La Copa Volpi a la mejor actriz fue para la británica Olivia Colman, quien interpreta a la reina Ana Estuardo en The Favourite.

Y el nominado al Óscar 2018 (por Proyecto Florida), Willem Dafoe, se quedó con la Copa Volpi al mejor actor por At Eternity’s Gate, filme en el que se convierte en Vincent Van Gogh. Mientras que La balada de Buster Scruggs, proyecto de los hermanos Coen, ganó el premio a mejor guion.

Venecia, bienvenido lo nuevo

¿Venecia es el nuevo Cannes? Con el festival italiano se abre la temporada de premios camino a los Óscar, que se celebran en febrero. Los cambios son evidentes con el triunfo de Roma y con La balada de Buster Scruggs, los derechos de ambas las tiene una plataforma, Netflix. “Las condiciones son ideales para verla en pantalla grande y la gente podrá decidir. Tarde o temprano nuestras películas van a vivir en ese formato”, dijo Cuarón al inicio del festival.

A diferencia de Cannes, Venecia dio el paso a lo “nuevo”, abrió las puertas a las plataformas (Netflix y Amazon). Además, le entregó el premio honorífico a un director como David Cronenberg, quien no se disculpa por decir en voz alta que no va al cine hace años. Sin embargo, está en las manos de los productores dónde y cómo estrenar sus películas. Roma aún no tiene fecha tentativa y Venecia no puso condiciones.

Te puede interesar