CIERRE DE CAMPAÑA POR ELECCIONES 2022 - Sigue los eventos principales por la Alcaldía de Lima
ELECCIONES MUNICIPALES 2022 - Conoce dónde votar este domingo 2 octubre
Economía

Empresas deberán respetar desconexión digital y cubrir gastos de teletrabajo

Distancia. Nueva ley empodera al trabajador para negociar los gastos de laborar en casa y reemplazará la ley de trabajo remoto.

Nueva Ley de Teletrabajo entraría en vigencia a fines de este año, pero primero ha de ser aprobada en la proximidad por el presidente Castillo. Foto: La República
Nueva Ley de Teletrabajo entraría en vigencia a fines de este año, pero primero ha de ser aprobada en la proximidad por el presidente Castillo. Foto: La República
Esteban Salazar

La nueva Ley del Teletrabajo, aprobada recientemente por el Pleno del Congreso sobre el sustento de los proyectos 1046 y 1292, llega para derogar el trabajo remoto y, a su vez, sustituye a la Ley 30036, que en el transcurso del tiempo se ha convertido en una “norma invisible y poco atractiva”, según el autor de la iniciativa, el congresista Flavio Cruz Mamani.

De acuerdo con el abogado laboralista Jorge Toyama, la nueva ley, de ser aprobada cuanto antes por el presidente Pedro Castillo, debería entrar en vigencia casi al terminar el año, o en enero del 2023, plazos que calzan perfectamente para que el anterior dispositivo, “más pensado en la empresa que debe acomodarse a los vaivenes de la pandemia”, sea relevado.

“En total pasarán 150 días, y entrará en vigencia casi a la par con enero. Desde que el mandatario la aprueba, deberán pasar 90 días para la elaboración del reglamento, y a partir de ahí unos 60 días más para su adecuación por las empresas”, afirmó el especialista.

En esta línea, refirió que, entre los puntos más destacables de la norma, figura la oportunidad del colaborador de negociar los gastos asociados a su trabajo desde casa (luz, transporte, internet) y la consagración de la desconexión digital, correspondiente a las horas que no son de la jornada. En caso de trabajadores no fiscalizados, de dirección, intermitentes o que hubieran distribuido su jornada laboral, dicha desconexión será de al menos 12 horas continuas en períodos de 24 horas.

“Hoy la empresa puede obligar al trabajador a laborar desde casa, y con esta norma, desde enero, el trabajador podría rechazar o negociar algunas condiciones para ello. Por su lado, la empresa sí podrá obligar al trabajador a realizar sus funciones de manera presencial”, indicó.

Por su parte, el abogado laboralista Ricardo Herrera señaló que otro de los aspectos atañe a la seguridad y salud en el trabajo pues de manera “optativa” se emitirían procedimientos alternativos para identificar cabalmente peligros del trabajador, en uno de los proyectos mejor preparados por este Congreso.

“Los trabajadores son más productivos en teletrabajo, y la ley hace bien en prever no solamente el teletrabajo puro, sino el mixto, donde los trabajadores definen qué días laborar desde oficina y qué días desde casa. Es una gran oportunidad”, señaló.

Infografía - La República