Perú vs. México - convocados, fecha y hora del partidazo internacional
Economía

Dominio de prendas asiáticas se asentó con la pandemia

Desequilibrio. Ropa importada superó los 260.000 millones de unidades a setiembre del 2021, y las nacionales apenas rozaron los 65.600 millones. Piden más compras estatales.

Importación de prendas repuntó en un 70,6% entre 2016 y 2020. Foto: difusión
Importación de prendas repuntó en un 70,6% entre 2016 y 2020. Foto: difusión

Las importaciones de prendas de vestir provenientes de China y Bangladesh se incrementaron en 26,5% entre enero y setiembre del 2021 en comparación con el mismo periodo del año previo y alcanzaron los 260.129 millones de unidades; es decir, 23,3% más que los 65.641 millones que logró introducir al mercado la producción nacional, según reporta el informe preliminar para la aplicación de salvaguardias elaborado por el Indecopi.

La situación es alarmante considerando que, del 2016 al 2020, la producción de confecciones cayó de 106.155 millones a 69.771 millones (-34,3%); mientras que en ese mismo lapso el ingreso de las prendas asiáticas repuntó de 166.010 millones a 283.276 millones (70,6%).

El incremento de estos productos viene acompañado de la disminución de sus precios FOB por unidad para entrar al mercado local. Así, entre enero y setiembre del 2021, su valor unitario cayó -17,9 % en relación con idéntico periodo del 2020 y pasó de US$ 1,7 a US$ 1,4 por prenda; ya desde 2016 se registraba un descenso en el costo de acceso para estas confecciones: de US$ 2,5 a US$ 1,6 para 2020.

En ese contexto, la Comisión de Dumping, Subsidios y Eliminación de Barreras Comerciales No Arancelarias del Indecopi recomendó ejecutar salvaguardias provisionales a las importaciones de estos países.

No obstante, hace unos días el Gobierno dispuso la no aplicación de la medida hasta que se conozca el informe final de la citada comisión.

Priorizar compras a mypes

Las salvaguardias no serán suficientes. El director de la Unión de Empresarios Textiles de Gamarra, José Luis Muñoz, cuenta que también se espera que el Estado incentive las compras a las micro y pequeñas empresas a partir de una mayor transparencia en el programa Compras a MYPErú. A su criterio, actualmente existe “una cúpula de lobbies” que reciben la buena pro, pero terminan tercerizando el servicio, a tal punto que no se acercan a las mipymes de Gamarra y terminan yendo por prendas importadas.

Asimismo, cuestionó que a la fecha no se hayan aplicado programas con tasas de interés bajas, dado que los negocios no tienen el colchón financiero para pagar los créditos que plantean programas como FAE-Mype, donde la tasa oscila entre 30 y 35%.

En esa línea, Antonio Castillo, representante de la Sociedad Nacional de Industrias, indica que se debe crear un programa de créditos Reactiva para confecciones, de tal manera que las mypes recuperen su capital de trabajo y renueven sus equipos a fin para una mayor competitividad.

Piden derogar medida

La decisión del Ejecutivo de no aplicar las salvaguardias provisionales ha sido fuertemente criticada por los sectores vinculados a las confecciones.

En ese sentido, Susana Saldaña, presidenta de la Asociación Empresarial Gamarra Perú, solicitó al Gobierno derogar la norma publicada el fin de semana “porque está adoptando la agenda del sector importador”.

La clave

Efecto. Hasta el tercer trimestre del 2021, pese a que el valor promedio del algodón y poliéster subió 26,6%, el precio promedio FOB de las prendas asiáticas se contrajo 14,1%. En ese periodo, las importaciones superaron en 396,3% el nivel de producción local.

Infografía - La República