Maduro calificó de a Jair Bolsonaro.

Brasil también busca diálogo con Estados Unidos sobre los aranceles anunciados

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó este lunes que hará uso del “canal abierto” que mantiene con su homólogo estadounidense, Donald Trump

La República
02 Dic 2019 | 14:00 h

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó este lunes que hará uso del “canal abierto” que mantiene con su homólogo estadounidense, Donald Trump, para discutir la decisión de retomar los aranceles cobrados sobre la importación de acero y aluminio brasileños.

Bolsonaro expresó en declaraciones a los periodistas que, en caso de ser necesario, podría incluso llamar directamente a Trump después del encuentro que tiene previsto mantener este mismo lunes con su ministro de Economía, Paulo Guedes, para discutir el tema.

PUEDES VER: Estados Unidos impondrá aranceles al acero y aluminio de Brasil y Argentina

Las declaraciones del mandatario brasileño se producen poco después de que Trump anunciara, a través de su cuenta de Twitter, que reimplantará “inmediatamente” los aranceles sobre todas las importaciones de acero y aluminio desde Brasil y Argentina.

El líder estadounidense igualmente acusó a los dos países suramericanos de haber aplicado “una devaluación masiva de sus monedas”, lo cual, según Trump, no sería “bueno” para los agricultores de su país.

“Por lo tanto, de manera inmediata, restauraré los aranceles sobre todas las importaciones de acero y aluminio enviadas a Estados Unidos desde estos países”, indicó el mandatario en mensajes colgados en su cuenta de Twitter.

Preguntado sobre la posibilidad de revertir la decisión anunciada por Estados Unidos, Bolsonaro recalcó que, ante todo, discutirá el tema con su consejero económico.

PUEDES VER: Economía chilena cayó 3,4% en octubre por la crisis social, la mayor baja en una década

En marzo de 2018, Trump impuso unos aranceles del 25 % a las importaciones de acero y del 10 % sobre el aluminio en el marco de la guerra comercial trabada con China, lo que conllevó a una serie de represalias alrededor del mundo y la adopción de salvaguardas por otros países y bloques.

El gobierno estadounidense flexibilizó las tarifas poco después y Brasil aceptó un acuerdo que establece un arancel del 10 % sobre el aluminio y límites a sus ventas de acero.

FUENTE: Agencias

Video Recomendado