Autos del futuro en Lima

En tiempos de cambio climático el mundo ha empezado a migrar hacia los autos y otros vehículos eléctricos, y el Perú no es ajeno a esa tendencia. El mercado aún es pequeño en nuestro país, pero hay esfuerzos para difundir su uso.

Electrolinera en la Panamericana Sur. Enel X ha puesto 40 en todo el país.
Electrolinera en la Panamericana Sur. Enel X ha puesto 40 en todo el país.
Raúl Mendoza

Un automóvil eléctrico es silencioso, no vibra ni produce los ruidos que haría uno convencional. No contamina y puede brindar hasta 400 kilómetros por carga -dependiendo del modelo- a costos inferiores a los vehículos que usan combustible. Podrías cargarlo en un tomacorriente de tu garage y con la batería al 100% daría una semana o más de recorrido.

En el 2021 varias marcas ofrecen vehículos totalmente eléctricos y hay empresas que han tomado la iniciativa de comprarlos y promover su uso. Enel X, empresa de energía, es una de ellas. Desde el 2019 ha lanzado en el Perú proyectos piloto como el uso de estos autos en el servicio de taxi, además de contar con autos eléctricos como parte de su flota.

“Esta iniciativa de movilidad eléctrica tiene mucho tiempo y la hemos promovido desde un inicio. Hace diez años pusimos el primer punto de recarga en Latinoamérica, en Santiago (Chile)”, precisa Alex Ascón, responsable de e-Mobility de Enel X y usuario de estos vehículos. “Su manejo es muy confortable”, comenta.

En marzo pasado, junto a Petroperú, Enel X inauguró un punto de recarga o electrolinera en la Estación de Servicios Kío, en el kilómetro 25.6 de la carretera Panamericana Sur. También han colocado 40 de estos equipos de carga en todo el Perú, de Tumbes a Puno. Todo ello para incentivar el uso de autos eléctricos.

Enel X también impulsa el proyecto de buses eléctricos para el transporte público y trajo uno de ellos para el Sistema Integrado de Transporte Urbano. El vehículo opera en el “corredor rojo” y realiza cuatro vueltas igual que los buses a gasolina. “En los 66 mil kilómetros que ha recorrido ha dejado de contaminar 79 toneladas de CO2″, explica.

Si en el 2019 solo había dos marcas de autos 100% eléctricos en el mercado, BYD y Hyunday, hoy hay ocho. Y el 2022 entrarán tres más.

“Hoy tenemos a Volvo, Audi, Porsche, Renault y algunos más. Ya no es un mercado tan incipiente como se pensó años atrás, ni un segmento que esté en duda. La movilidad eléctrica ha llegado para quedarse”, afirma Ascón.

Mercado en crecimiento

En el Perú del Bicentenario se pueden encontrar vehículos de alto perfil, 100% eléctricos, como el Porsche Taycan, que llegó este año en tres versiones que alcanzan más de 400 kilómetros por carga. O el Volvo XC40 Recharge Pure Electric, una SUV de lujo que llegó este setiembre. También hay marcas con más tiempo aquí como el Hyundai Ioniq o el BYD E5.

Si el 2016 se vendieron apenas 11 unidades eléctricas, en lo que va de este 2021 se han vendido 755 vehículos. Las ventas aumentan pero aún no es suficiente. En los últimos seis años se vendieron en total 1967 vehículos. Ese es el universo de autos eléctricos en el Perú.

“En el mercado de autos eléctricos e híbridos (con motor a combustión y motor eléctrico) estamos bajos. Esas cifras significan el 0.7% del parque automotor. Por ejemplo, Colombia tiene 6.5%, México 4%, Ecuador 3%. El Perú está rezagado en Latinoamérica”, dice Alberto Morisaki, gerente de estudios económicos de la Asociación Automotriz del Perú (AAP). No obstante, el ejecutivo es optimista.

“Las empresas privadas impulsan el mercado. De enero a agosto de este año hay 755 vehículos vendidos. En el mismo periodo del 2020 fueron 300 unidades. Es decir, este año se creció más del 50%. Estoy seguro que año a año aumentará el uso del vehículo eléctrico. Es una tendencia mundial”, comenta.

La Asociación Automotriz del Perú, ha presentado a los ministerios involucrados una “Propuesta de Plan Nacional de Electromovilidad”, donde plantea una serie de incentivos, entre ellos varios beneficios tributarios, que impulsarían el crecimiento del mercado de autos eléctricos, y la reducción de emisiones de CO2.

“No hay ningún país en el mundo donde la electromovilidad se haya desarrollado sin apoyo del gobierno. Hay experiencias exitosas en otros países que podemos replicar, no hay nada que inventar”, dice Morisaki.

Reducir contaminación

Una empresa que optó por usar vehículos eléctricos es Lima Expresa, administradora de la Vía Expresa Línea Amarilla, que tiene una flota de ocho vehículos Hyundai Ioniq que recorren a diario los 25 kilómetros de esa vía para brindar apoyo a quien lo necesite y monitorear cualquier incidente en la ruta.

“Como parte del Grupo Vinci Highways, hace dos años se estableció una prioridad climática al 2030: reducir 50% nuestra huella de carbono con base en 2019. Todas las unidades de negocio de Vinci en el mundo deben cumplir la meta. Entre las medidas para reducir la huella de carbono se optó por cambiar la flota por una eléctrica, porque un auto eléctrico reduce hasta 86% de emisiones de CO2″, explica Luis Zapata, gerente de asuntos públicos, comunicaciones y sostenibilidad de Lima Expresa.

Los Hyundai Ioniq que usan, tienen una autonomía de 320 kilómetros, y pueden recargarse en carga rápida o lenta, la que se realiza con un enchufe convencional. La empresa también tiene un punto de recarga para cualquier vehículo eléctrico en su base de operaciones de la Vía Expresa, cerca del Puente Huánuco.

“Queremos promover la movilidad eléctrica. Esperamos que otras empresas sigan nuestro ejemplo y transformar el parque automotor en uno donde tengamos más vehículos eléctricos. En esa línea hemos puesto a disposición del público una electrolinera a la que puede acceder cualquier conductor con un vehículo de este tipo”, dice Zapata.

En Perú, por el momento, el uso de los autos eléctricos se da en empresas que buscan cambiar su flota a eléctrica, y a nivel personal lo que se busca más es vehículos de alta gama.

“En unos años el costo de un vehículo eléctrico y uno convencional se va a equiparar”, dice Alex Ascon de Enel X. “Al 2030, al menos el 20% de las ventas de vehículos nuevos particulares deben ser eléctricos o híbridos”, plantea Alberto Morisaki, de la AAP. “Esta tendencia ya es irreversible. Esto es el futuro”, comenta Luis Zapata de Lima Expresa.