Alfredo Alcalde: “Esta tragedia tiene que ser contada”

El reconocido artista plástico ha pintado un cuadro en gran formato titulado “Pandemia”, en el que recrea cómo ataca el virus y cuál es la actitud de los agredidos.

Visión. “Pandemia” recrea las escenas que se viven en todo el mundo por la COVID-19.
Visión. “Pandemia” recrea las escenas que se viven en todo el mundo por la COVID-19.
Pedro  Escribano

En un cuadro de gran formato, a manera de un fresco, el artista Alfredo Alcalde (Chimbote, 1961) ha plasmado lo que observa, vive y siente ante el avance mortal del coronavirus. La pintura se titula “Pandemia” y recoge, a través de líneas y colores, un paisaje humano en el que si bien el drama, el dolor y la muerte están presentes, el artista ha querido dejar constancia de otras actitudes frente a la pandemia.

“He querido mostrar la gran resistencia de los pueblos donde quizás no llega nadie. Si bien vivimos una tragedia, y que la vive el mundo entero, existen pueblos que están en acción frente al virus agresor. En mi pintura, los personajes no están retrocediendo, incluso hay alguien, con coraje, que señala el mal”, explica Alfredo Alcalde.

PUEDES VER Museo exhibe a Pablo Picasso en el cómic

Propiamente, si el Covid-19 no ha tocado a nuestras familias, sí a amistades muy cercanas. Alfredo Alcalde tiene familiares afectados por este mal y sin duda ha sido una de las razones que han llevado sus manos hacia los pinceles. Este cuadro es una respuesta como artista.

“Siempre se habla de la necesidad del artista de ubicarse frente a la realidad, lo que se llama la sensibilidad de recrear lo que está sucediendo. Y la verdad, esta tragedia que la vive todo el mundo, tiene que ser contada de una o de otra manera, como muchos ya lo han hecho”, reflexiona Alcalde.

PUEDES VER Juan Carlos Fisher: “El virus nos ha puesto fuera de escena”

Asegura que él, como artista plástico, no solo trata de pintar, sino que pintar es también una forma de ser y decir.

“Cuando uno habla de un compromiso de artista, de querer acercarse a la sociedad a través de su arte, creo que esta es una oportunidad para demostrar, para los artista figurativos, que nuestro arte no es pasadista ni caduco, sino sigue siendo arte contemporáneo”, enfatiza.

Este cuadro tiene un carácter histórico por el tema que expone. En ese sentido es reflexivo, crítico, humano y no de poca ternura. Pero también hay sentimientos. “Mi pintura también quiere ser solidaria con las familias que han perdido a sus seres queridos”, dice el artista.

PUEDES VER Cusco: Chumbivilcanas expondrán sus mejores prendas con motivos andinos

El cuadro ha sido concebido en dos planos verticales. Al lado izquierdo figura el agresor, en este caso el virus y sus respectivas representaciones. Al lado derecho, según el artista, está el pueblo y su actitud de resistencia.

La pintura es muy narrativa desde los personajes hasta los detalles. Un buitre, la muerte, calaveras, el miedo, los falsos doctores, las víctimas en fardos que hacen filas, fábricas paralizadas.

La pandemia a todo color.