Atwood escribió  El cuento de la criada en 1985. Y lo escribió a mano todo el primer borrador.
Atwood escribió El cuento de la criada en 1985. Y lo escribió a mano todo el primer borrador.

Hallan originales de Margaret Atwood

Rescate. Manuscrito de El cuento de la criada y correspondencias revelan rasgos y proceso creativo de la escritora canadiense.

La República
10 Oct 2019 | 5:30 h

Toronto. EFE

El manuscrito original de El cuento de la criada y otros materiales de la escritora Margaret Atwood depositados en la Biblioteca Thomas Fisher de la Universidad de Toronto son una fascinante ventana al proceso creativo de la autora canadiense.

El manuscrito original de la obra y otros materiales relacionados con ella revelan detalles como que la propia Atwood se sorprendió cuando el libro se convirtió en un éxito de ventas. Los archivos también exhiben cómo la escritora investigó a través de periódicos de la década de 1980, los temas que aparecen en su novela: feminismo, religión, totalitarismo, entre otros.

PUEDES VER Mario Vargas Llosa y sus nueve años como Nobel de Literatura

Los recortes de los periódicos, algunos de Estados Unidos pero en su mayoría de Canadá, muestran títulos como “Católicos dicen que los cultos están dominando”; “Mujeres obligadas a tener bebés”; o “Se inicia el juicio multimillonario sobre el agente naranja”.

Estos detalles se encuentran en algunas de las 600 cajas de materiales que Atwood ha donado en las últimas décadas a la Universidad de Toronto, que están depositadas en la Biblioteca Thomas Fisher de Libros Únicos.

“Desde que El cuento de la criada se ha convertido en un éxito televisivo, el interés por este manuscrito se ha disparado. Supongo que si consigue el premio Nobel de Literatura, habrá una explosión en el número de interesados”, explica Natalya Rattan, archivista de la Biblioteca Thomas Fisher.

PUEDES VER Premio Nobel: lista de posibles ganadores y dónde ver en directo el anuncio de los galardonados

Rattan, junto con otros colegas, son los encargados de custodiar y preservar los archivos de más de 300 autores, entre ellos los de Margaret Atwood, de 79 años .

“El de Atwood es sumamente importante. Es el más solicitado y utilizado de nuestra colección. Recibimos investigadores de todo el mundo”, explica Rattan mientras empieza a revelar los contenidos de una caja con el material original de Atwood.

“Su proceso creativo es muy interesante, ver los cambios y correcciones, los pequeños detalles. Como archivista estoy interesada en el proceso creativo, cómo se viaja del primer borrador a la novela final”, explica.

PUEDES VER Revista Buensalvaje dedica número a Patricio Pron, Premio Alfaguara.

Rattan abre una caja gris etiquetada simplemente como “Papeles de Margaret Atwood. Primer borrador de El cuento de la criada”. En su interior hay cuartillas de páginas de cuaderno con líneas horizontales, arrancadas y manuscritas en una sola cara.

“Atwood escribió El cuento de la criada en 1985. Y lo escribió a mano todo el primer borrador”, explica Rattan. El segundo borrador ya está mecanografiado.

La revisión del manuscrito original y el segundo borrador revelan que Atwood aparentemente tituló su obra Offred, el nombre de la protagonista de la novela, pero en la primera página del borrador mecanografiado aparece Offred tachado y sustituido con la escritura de Atwood por El cuento de la criada.

PUEDES VER Siri Hustvedt: “Nadie quiso que la esposa de un escritor hiciera lo mismo”

Rattan destaca que no sólo Atwood escribió la novela en muy poco tiempo (sólo un año), sino que lo hizo con unos pocos borradores. “De otros autores tenemos decenas de cajas de borradores y revisiones. De El cuento de la criada sólo dos”, dice.

Revisando una de las carpetas, Rattan descubre una carta fechada en noviembre de 1986, primero manuscrita y luego a máquina, de Atwood a Beth Davey, su agente.

En ella, Atwood explica que empezó a pensar en El cuento de la criada en 1981, expresa su temor a que la gente pensase que “estaba paranoide”.

PUEDES VER BNP: PNP ratifica autenticidad del manuscrito de Vallejo

“Como muchos libros, El cuento de la criada empieza con la pregunta ‘¿qué pasaría si...?’ Supongo que estaba cansada de que la gente dijese ‘esto no puede pasar aquí’”, continúa Atwood.

Finalmente, la escritora se despide señalando que a veces se despierta de noche preguntándose: “¿Y si el libro no es un aviso sino una predicción? Tal y como van las cosas, sería feliz si alguien me dijese que mi libro es una tontería improbable y que tuviese razón”.

Video Recomendado