LUM, espacio para la ciudadanía

Entre 1980 y 2000, el Perú vivió una época de extrema violencia iniciada por grupos terroristas. A principios del presente año, el Registro Único de Víctimas contenía el nombre de 39,727 peruanos y peruanas que perdieron la vida a causa de la violencia y aún son miles los desaparecidos que seguimos buscando. Por ello, mirar hacia nuestro pasado reciente resulta difícil. Es un proceso que requiere de reflexión y una mirada crítica a nuestra historia nacional. ¿Cómo sucedieron estos hechos? ¿Hemos superado el terror? ¿Hemos sanado las heridas?

El Lugar de la Memoria, la Tolerancia y la Inclusión Social (LUM) es un espacio que busca despertar este tipo de interrogantes. Por ello, quiere ser motivo de encuentro, un lugar donde las diferentes personas que experimentaron la violencia puedan contar sus experiencias, dar sus testimonios y -en la medida de lo posible- encontrar reparación y sosiego. También es un espacio para dar a conocer a las nuevas generaciones las consecuencias del fanatismo ideológico y las graves vulneraciones a los derechos humanos que ocurrieron durante este periodo. En ese sentido, el LUM ha sido concebido como una plaza ciudadana donde se rechaza de manera expresa la violencia en todas sus manifestaciones.

En el Ministerio de Cultura creemos que por su relevancia en la vida nacional, el LUM debe ser una institución sólida. En junio de este año fueron aprobados los lineamientos que dirigen su gestión y de manera reciente ha pasado de ser una unidad funcional de la Secretaría General del Ministerio a una unidad orgánica dentro del Sistema Nacional de Museos del Estado. Esta inclusión ha permitido el nombramiento, por primera vez, de un director y no de un encargado. El prestigioso historiador Manuel Burga aceptó la invitación del presidente para liderar el LUM y consolidarlo como un espacio de reparación para las víctimas, de investigación para los interesados en profundizar sobre este periodo y aprendizaje para aquellos jóvenes que no vivieron estos años aciagos. 

La incorporación del LUM en Sistema de Museos responde también a la necesidad de proteger los testimonios de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, que desde 2016 son parte del “Registro de la Memoria del Mundo” de la UNESCO. Por ello, el LUM fue incorporado dentro de una categoría única dentro del registro de museos: “lugares de memoria”; espacios orientados a construir una cultura de paz y solidaridad.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO