MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
QATAR 2022 - ¿Cuáles son los partidos de octavos de final que se juegan hoy, sábado 3 de diciembre?
COVID-19 - Quinta ola en Perú: nuevas medidas, casos y últimas noticias del Minsa
Cine y series

“Animales Fantásticos”: lo que le falta de “Harry Potter” para ser memorable

La tercera película de “Animales Fantásticos” no es el desastre que señala la crítica, pero demuestra que la saga de Newt Scamander carece de rumbo y encanto.

La saga de "Animales Fantásticos: los secretos de Dumbledore" aún no logra hacer despegar la saga como lo había hecho "Harry Potter". Foto: composición/ Warner Bros
La saga de "Animales Fantásticos: los secretos de Dumbledore" aún no logra hacer despegar la saga como lo había hecho "Harry Potter". Foto: composición/ Warner Bros
Alejandro Saldaña

“Animales Fantásticos: los secretos de Dumbledore” llegó a cines del mundo este mes de abril y su baja recaudación en taquilla junto al mal recibimiento de la crítica dejan en claro que algo no está funcionando en la saga spin-off del mundo mágico. La tercera película de la historia de Newt Scamander (Eddie Redmayne) deja en claro que aún le falta mucho para lograr ser igual de trascendente que “Harry Potter”.

En esta nota repasamos lo ocurrido en la cinta y te contamos por qué no sorprende ni agrada tanto como su predecesora.

¿Realmente “fantástico”?

Ya desde un principio te contamos que “Animales Fantásticos” 3 no es una mala película y ni de lejos lo que la crítica especializada dice de ella.

Sin embargo, tampoco llega a ser lo que un seguidor de “Harry Potter” (potterhead o no) quisiera y mucho menos una cinta memorable.

Newt Scamander interpretado por Eddie Redmayne. Foto: Warner Bros

“Harry Potter”, su predecesora, es el ejemplo perfecto para darnos cuenta que esta cara del mundo mágico no es tan fantástica como señala su título.

Se trata de dos historias diferentes, pero que aún teniendo ambas todos los recursos para contar un relato memorable, logran resultados gigantescamente diferentes.

Las primeras 3 películas de Potter son de un género distinto cada uno: “La piedra filosofal” es una historia de pez fuera del agua; “La cámara de los secretos” es una aventura para niños; y “El prisionero de Azkaban” es un thriller oscuro.

En la quinta película de Harry Potter, el protagonista crea El ejército de Dumbledore para combatir a Voldemort. Foto: Warner Bros.

Por su parte, en la trilogía de Scamander, solo la primera cinta tiene personalidad, una historia sólida y un protagonista claro.

En “Los crímenes de Grindelwald” y “Los secretos de Dumbledore”, el género no cambia y se queda en un conflicto político que, si bien podría ser interesante, no logra profundizar y se vuelve superficial.

Un protagonista olvidado

En la saga original, el espectador tomaba el papel de Harry (o incluso de sus compañeros), aquel niño que abandona la grisácea realidad para adentrarse al colorido mundo de la magia.

Newt Scamander es el autor del famoso libro "Animales fantásticos y dónde encontrarlos". Foto: Warner Bros. Pictures

Con “Animales Fantásticos”, solo su primera película logra ser formidable al presentarnos las exóticas criaturas de Newt Scamander, que suponen más de un problema para el magizoólogo.

Pero con “Los crímenes de Grindelwald”, lo que se suponía era una historia de Newt, empieza a abrirse demasiado y el espectador pierde interés en la historia.

“Los secretos de Dumbledore” corrige los errores de la secuela, pero al hacerlo, comete la grave falta de dejar a su protagonista en un estado secundario.

Animales fantásticos 3: la batalla entre Dumbledore y Grindelwald se inicia y para ello ambos buscarán unir aliados. Foto: Warner Bros.

Esta no es la historia de Newt, sino de Dumbledore y Grindelwald. Scamander sí es importante para la cinta, pero es reducido a un ayudante del director de Hogwarts.

Si en “Harry Potter” nos preocupaba saber qué pasaría con el trío de amigos, en “Animales Fantásticos” 3 solo nos preguntamos: ¿realmente nos importan los secretos de Dumbledore?

Podrán ser importantes para la trama, sí, ¿pero acaso sentimos interés de enterarnos lo que esconde este personaje?

No todos somos Potterheads

Está claro que si conoces de los libros escritos por J.K Rowling, habrán muchos detalles que podrás captar más rápido, lo que no está mal.

Hermione, Ron y Harry Potter. Foto: Warner Bros.

Sin embargo, la complejidad de ciertas situaciones a veces hacen que el espectador se pregunte: “¿Necesito googlear esto para entender quién es este personaje?”.

En “Harry Potter”, aunque todas las cintas estaban conectadas, cada película tenía un problema único que lograba su resolución con información de su propia historia.

Hermione y Draco en "Harry Potter: el prisionero de Azkaban". Foto: Warner Bros. Pictures

Al ver cualquier filme de la saga, nunca se sentía necesario tener que haber leído los libros antes, eso solo era un añadido a la experiencia.

“Los secretos de Dumbledore”, por otro lado, se siente forzadamente conectada a las primeras 2 películas y los datos que se explican se vuelven un poco tediosos en ocasiones.

Un futuro incierto

En conclusión, “Animales Fantásticos: los secretos de Dumbledore”, no es perfecta, pero tampoco es tan mala como lo dice la crítica.

Erza Miller interpreta a Credence Barebone en la saga de “Animales fantásticos”. Foto: Warner Bros. Pictures

La historia no es mala, pero no se vuelve trascendente y está lejos de ser memorable como lo fueron alguna vez las de “Harry Potter”.

Aún está en duda si veremos o no una cuarta cinta, pero aún queda esperanza para los fanáticos de poder ver la saga completada con 5 películas. Todo está en manos de Warner Bros.