Los 80 años de Joker: la broma asesina que enloqueció a Batman

Ricardo Espinal Laurente

ricardo.espinal@glr.pe Ricardo43504674

04 Jul 2020 | 20:50 h
The Killing Joke (1988), creado por Alan Moore y Brian Bolland. Crédito: DC Comics.

¡Un imperdible ensayo sobre la locura! Repasamos el cómic que redefinió al personaje y su relación con el Hombre Murciélago para siempre.

“Vamos a terminar matándonos, ¿verdad? [...] Solo quería asegurarme de que había hecho un verdadero esfuerzo por arreglar las cosas y evitar que llegáramos a ese extremo”, advierte Batman a su eterno rival en las primeras páginas de La Broma Asesina.

El cómic es considerado como uno de los mejores en la historia del Hombre Murciélago, junto a El Caballero de la Noche Regresa y Año Uno. Sin embargo, el protagonismo reside en el rostro insano de la moneda: Joker, el príncipe payaso del crimen.

PUEDES VER: La ‘maldición’ de los Power Rangers: muertes inexplicables, asesinatos y mentiras
Lazy loaded component

En tan solo 46 páginas, el autor Alan Moore consiguió retratar a la perfección la sinérgica relación entre Batman y Joker, así como su trágico e inevitable destino. Para su realización, contó con el dibujante Brian Bolland, quien realiza un impecable y atemporal diseño a la altura de la historia.

PUEDES VER: Star Wars eliminará las películas de Disney del canon oficial [VIDEO]

Joker, una fuerza imparable. Crédito: DC Comics.

La Broma Asesina cuenta cómo el Joker ha logrado escapar una vez más del psiquiátrico Arkham. En esta ocasión, no se limitará a propagar el caos como acostumbra hacer, sino que llevará a cabo un terrorífico plan para validar su loca versión del mundo: solo hace falta un mal día para sumir al hombre más cuerdo del mundo en la locura.

La interminable lucha entre el bien y el mal

La novela gráfica es la obra que mejor refleja la terrible relación entre Batman y el Joker, dos polos opuestos de una misma moneda que están destinados a luchar por siempre. ¿Cuándo será el final? El día que el Murciélago rompa su código moral y asesine al payaso.

Esta cuestión siempre ha sido tema de debate entre los fans, por lo que Alan Moore decidió resolverla y dar un desenlace para la libre interpretación de los lectores.

PUEDES VER: Volver al futuro: a sus 35 años, el final original y ‘oscuro’ que querían los productores

Unas inquietantes risas antes del clímax. Crédito: DC Comics

¿Qué pasó al final de La Broma Asesina?

El desenlace del enfrentamiento tiene dos lecturas igualmente válidas. La primera postula que Joker es arrestado nuevamente por la Policía y el ciclo se volverá a repetir. Esta idea es reforzada por la metáfora de las primeras y últimas viñetas, la cuales son idénticas, dando a entender que el final es el comienzo y viceversa.

La otra alternativa plantea que Batman finalmente rompe el ciclo a un gran costo: pierde la cordura y desciende al abismo para nunca regresar. Con sus manos le rompe el cuello al Joker, poco antes de que lleguen las autoridades. En esta ocasión, él es llevado tras las rejas y mantiene el mismo número de asesino en el mundo.

En cualquiera de los casos, el Hombre Murciélago termina riéndose de la broma de su rival. Este cuenta cómo dos locos planean escapar de un manicomio, pero uno se rehúsa a aceptar la ayuda del otro porque cree que lo abandonará cuando este a mitad de camino. No solo entiende que hace referencia a ambos, sino que él también está loco.

PUEDES VER: Netflix estrena conmovedor documental sobre la vida de Ana Frank [VIDEO]

El origen del mal que asola Gotham. Crédito: DC Comics.

El origen de la locura

Crear orígenes a personajes tan emblemáticos como el Joker es riesgoso, porque se les arrebata cierto halo de misticismo y termina con la imaginación del lector. Como cuenta el personaje, si iba a tener un pasado, era mejor que sea de elección múltiple.

A pesar de ello, Alan Moore nos mostró el pasado de Joker, un hombre desdichado que arrastraba un cúmulo de desgracias y que finalmente lo pierde todo. La locura se convirtió en su refugio para resguardarse de la realidad cuando no pudo soportarla más.

The Killing Joker, inacabable fuente de inspiración. Crédito: Composición // DC

Una fuente de inspiración para las películas

Tim Burton, director de Batman (1989), reveló que La Broma Asesina era su cómic favorito, al momento de realizar la adaptación cinematográfica del superhéroe. De otro lado, Christopher Nolan mencionó que la obra fue una gran influencia para Heath Ledger y la creación del Joker que vimos en The Dark Knight.

Asimismo, comparte la idea de que el personaje está dedicado al caos y no cuenta con mayores objetivos, pero también tendría un deseo. “Quiere llevar a todos a su nivel y dejar demostrado que no es un monstruo inusual, sino que todos los demás pueden ser corrompidos como él”, constató.

Video Recomendado

Lazy loaded component